Vivienda - Inmobiliario

¿Es un buen momento para comprar vivienda o es mejor esperar?

  • Los expertos esperan una moderación de precios, pero no caídas
  • A esto se suma que la financiación seguirá encareciendose

¿Es este el mejor momento para comprar una vivienda? Esta es una de las preguntas más recurrentes entre los que tienen interés por convertirse en propietarios o por cambiar de casa.

La situación de incertidumbre económica enturbia las previsiones sobre el mercado residencial y la posibilidad de que el precio de la vivienda empiece a bajar puede suponer un freno en la toma de decisiones de compra. Pero ¿compensa esperar a una bajada de precios en un escenario de tipos al alza? ¿Se va a producir realmente un abaratamiento generalizado de la vivienda?

Según las estimaciones de los analistas financieros se espera que este año se cierre con un encarecimiento de la vivienda medio de entre el 5% y el 7%. Para el próximo ejercicio la tendencia realmente no cambia. Todos esperan que siga subiendo, eso si, a menor ritmo. Así, estiman que los incrementos se moverán en la horquilla del 1% y 1,7%.

No hay que perder de vista que estas son cifras medias y cierto es que el sector residencial en España se mueve a distintas velocidades en los diferentes mercados, habiendo también diferencias entre el producto de segunda mano y la obra nueva. En cualquier caso, los expertos consultados por elEconomista.es no esperan que el próximo año se den caídas de precios en la vivienda más allá de oportunidades puntuales o en mercados con muy baja demanda.

"Mirar el mercado con la expectativa de que los precios bajen no es una buena estrategia", asegura Ricardo Sousa, CEO de Century 21 España y Portugal, que recuerda que "hay poca oferta y, por tanto, menos oportunidades de encontrar una casa ajustada a las necesidades actuales de la mayoría de los españoles. Como expertos en este sector, nuestra recomendación es que si existe un inmueble en el mercado que se adapte a los criterios buscados, no sería aconsejable esperar".

Además, Sousa asegura que "la mayoría de las transacciones que está viviendo el mercado español es consecuencia de los cambios que se están produciendo en la estructura familiar. Es por ello que, para muchos, la necesidad de compra de una casa no es cuestión de si es o no el momento perfecto para comprar, sino que se trata de una necesidad que no puede esperar".

"Si buscamos primera vivienda y tenemos un perfil solvente, todavía nos podemos beneficiar de productos hipotecarios interesantes a tipo fijo"

Mikel Echavarren, CEO de Colliers, coincide en que se trata de una "compra no financieramente racional" y recuerda que "tenemos unos tipos que se están normalizando y no son alarmantes, lo que era excepcional eran los tipos al 0%. Hoy es un mejor momento para cerrar una hipoteca que dentro de seis meses".

"Tenemos que concienciarnos de que la etapa del precio del dinero gratis como hemos visto en los últimos años se ha acabado", advierte Beatriz Toribio, directora general adjunta de Masteos en España.

"Si estábamos pensando en comprar nuestra primera vivienda y tenemos un perfil solvente, todavía nos podemos beneficiar de productos hipotecarios interesantes a tipo fijo. Y si esta vivienda es de obra nueva, los precios en este segmento no van a bajar debido a la escasa oferta y al alza de precio de los materiales. Y si es de segunda mano y es la vivienda que deseamos y que podemos permitirnos, el momento no debe condicionarnos porque el precio de la vivienda se moderará, pero no va a caer".

Además, Antonio de la Fuente, director de corporate finance de Colliers destaca que "la cuota del Euribor ha subido más de un 30% y eso no es lo que van a bajar los pisos ni en el mejor de los casos. El que espere a comprar un chollo no lo va a pagar como esperaba".

Las hipotecas, al alza

Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa explica que el giro en la política monetaria del BCE encarece gradualmente las hipotecas a la par que fomenta el endurecimiento de los criterios de concesión de riesgo de las entidades financieras ante las expectativas de ralentización económica, ambos factores que dificultan el acceso a la financiación tanto para la demanda como para la oferta.

"Aun así, se espera que el incremento de los tipos de interés se vaya moderando, en cuanto a que su capacidad para controlar una inflación generada en gran parte por el lado de la oferta es limitada. Esto, unido a que nos encontramos en un escenario de demanda residencial solvente, ratios de endeudamiento equilibradas y nuevas preferencias de espacio hacen que, a priori, esperemos moderación en la demanda sin que suponga una contracción fuerte".

Cuando se trate de una compra para invertir, Toribio considera que en este caso "deben pensar más en si es una buena inversión o no, más que en el momento. Nuestros ahorros en el banco pierden valor a medida que repunta la inflación. Por eso la inversión en vivienda es un refugio para los ahorradores, ya que es una inversión de bajo riesgo, que podemos rentabilizar con el alquiler y que, a medio y largo plazo, en líneas generales ese inmueble habrá ganado valor".

¿Dónde subirán o bajarán los precios?

La evolución del precio de la vivienda es uno de los factores a tener en cuenta a la hora de comprar. En este caso, Eduard Amorós Kern, Profesor Área de Empresa Universidad Internacional de Valencia (VIU), destaca que su evolución "dependerá de cómo se comporte el mercado".

Así apunta que de entrada, podríamos hablar de dos tipos de mercado: "un primero, en los que hay más demanda que oferta, como es el caso de las grandes ciudades, el precio es probable que no se vea afectado, incluso podría darse la paradoja de que sigan subiendo o se mantengan, ya que la oferta de vivienda es menor a la demanda. La especulación inmobiliaria es un hecho que resulta de gran atractivo para quienes están obteniendo ingentes beneficios por la compra y alquiler de vivienda, e incluso habitaciones individuales a precios muy altos. Un segundo, de municipios y zonas en los que la demanda era muy raquítica y los precios no han experimentado una variación significativa desde la última crisis inmobiliaria, lo cual podría suponer una sensible bajada de precios".

comentariosicon-menu7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Propietario
A Favor
En Contra

Comprar? Para vivir si, si ves una vivienda que te gusta y tienes el dinero, pero para invertir es una operación que en la mayoría de ocasiones te cuesta dinero y no pocos quebraderos de cabeza, eso si, haces rico a estado, ayuntamientos, agencias, notarios, registradores... cada vez que se mueve un inmueble se comen muchos miles de euros.

Puntuación 47
#1
LAUNA
A Favor
En Contra

YO CREO QUE LA FALTA DE LIQUIDEZ EMPUJARA LOS PRECIOS A LA BAJA CON MUCHA FUERZA. EL QUE DE VERDAD QUIERA VENDER TENDRA QUE BAJAR EL PRECIO BASTANTE, SINO SE COMERA SUS LADRILLOS POR AÑOS.

Puntuación 18
#2
alf
A Favor
En Contra

Os cuento, porque aquí se vuelven a elaborar teorías en vez de mirar lo que ha sucedido en el pasado: la mayoría de las veces el vendedor no tiene prisa. Pone un precio (siempre un poquito más que el del vecino), y si no se vende... pues espera. Y si no le convence lo quita. Entonces lo que baja drásticamente es el número de operaciones, pero el precio no baja tan drásticamente. Habrá oportunidades (el que quiera comprar piso tiene que estar con la alerta de idealista para moverse rápido con las oportunidades, ser el primero en llamar, y presentarse rápidamente en el piso y dar la señal, porque si sale algun chollo vuela, pero el vendedor de piso es un señor tirando a mayor, o varios que han heredado, que no tiene ninguna prisa y no están nada dispuestos a malvender. Eso si, las hipotecas siguen baratas, y con una inflación galopante, a largo plazo es difícil que la inversión salga mal (ciudades al alza).

Puntuación 10
#3
Atila
A Favor
En Contra

#2 LAUNA, las excepciones no confirman reglas, es decir, no es muy lógico que porque unos pocos que se veran obligados a rebajar por estar con el agua al cuello, o necesitar liquidez rápida vendiendo segundas viviendas o herencias, es decir, necesidad real de deshacerse de ladrillo sí, o sí, que serán buenas oportunidades o chollos. El mercado completo vaya a responder con una rebaja generalizada de los precios, y más, subiendo materiales, reduciéndose la construcción de obra nueva y encareciéndose el alquiler, en algunas zonas apenas hay oferta. No es como cuando reventó la burbuja en 2008, que los bancos tenían muchísimas viviendas y la competencia era brutal, encima contra vivienda nueva. Además, los bancos podían medio regalarla para quitársela, la fiesta la habían pagado constructoras quebradas y empresas con las que trabajaban.

Puntuación 4
#4
Nicaso
A Favor
En Contra

La vivienda es un refugio para la especulación y no parece haber nadie interesado en que el mercado baje. No existe un mercado lbre salvo para sublr precios. La oferta siempre está controlada y por tanto el mantenimiento de los precios. Es una verdadera verguenza que parte ya de considerar la compra de vivienda una inversión en vez de un gasto en un bien duradero. Inversion ,eso si, que si no mantiene la demanda siempre surge la ayuda estatal para aumentar la demanda. En fin, un tema para el que hay que tener valentía política para solucionarlo.

Puntuación 7
#5
A Favor
En Contra

Yo creo q esto no va a ser como 2008 ni de broma pero en un mercado en el q los costes de financiación están haciendo q las hipotecas suban las cuotas un 30-40% en comparación con las de hace un año…que queréis que os diga, las matemáticas son caprichosas y el q quiera vender pues tendrá los clientes que tenia antes pero con el mismo dinero disponible con la diferencia de q se verán obligados a darle mas al banco en concepto de intereses y menos al q vende por su piso

Puntuación 2
#6
navegante, las herencias para los herederos no para el gobierno de turno
A Favor
En Contra

Como se come eso de que van a bajar,?? cuando la vivienda nueva sube, la de segunda mano también, y porque sube la nueva, porque el costo es mayor.

Yo creo que aquí hay gente que tiene hambre y sueña rollos, o por el contrario no tiene idea de como se mueve el mercado, porque sí el salario ha subido lo que ha subido no cuadra que la vivienda baje, y no digo que no se presente algún chollo, pero el que venda a la baja pierde dinero. y más sí lo mete en el banco que no da ni un maiz.

Puntuación 1
#7