Vivienda - Inmobiliario

Las promotoras tienen comprometido el 80% de sus casas para 2023

Un momento del Congreso en Valencia.
Valencia

Las grandes promotoras de vivienda ya tienen comprometidas "las ventas de un 100% de sus viviendas para este año, un 80% en 2023 y un 20% para el siguiente", según el presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), Juan Antonio Gómez-Pintado. Una situación que permite al sector "cierta tranquilidad pese a la incertidumbre" por la inestabilidad económica actual, la inflación y la subida de los tipos de interés, según el responsable empresarial

Gómez-Pintado desveló esos datos, que según explicó proceden de un estudio realizado con la información de las propias compañías, durante la sesión inaugural del III Congreso Nacional de Vivienda que se ha iniciado hoy en Valencia.

El representante de la patronal incidió durante su intervención en los retrasos en la tramitación de licencias generalizados y que según aseveró tiene un coste de entre 35.000 y 40.000 euros que encarece la vivienda, precisamente en un momento en que desde el ámbito político se insiste en regular más el mercado para reducir precios.

Los empresarios también volvieron a mostrar su rechazo a fijar topes a los precios del alquiler. "No estamos de acuerdo con la limitación de precios en las zonas tensionadas", aseguró Gómez-Pintado. El presidente de los promotores apuntó que en ciudades donde se ha aplicado como Berlín, París, Montreal o Barcelona, "lo que ocurre es la desaparición de producto en el mercado, un aumento de economía sumergida y subida de precios en las zonas cercanas".

En esa línea también aseguró que se empieza a detectar "desazón" entre los compradores extranjeros de vivienda en España "por el fenómeno okupa" y reclamó a la Administración que imite las medidas legales de otros países como Francia o Italia para frenar este movimiento.

Los límites

Otro de los problemas que enumeró para la promoción de casas a precios asequibles es la dificultad de encontrar suelo finalista, por lo que pidió nuevas normas para que comunidades autónomas y ayuntamientos puedan flexibilizar el suelo y el desarrollo de nuevos planes generales de ordenación urbana. "Hoy nadie se atreve en ninguna ciudad a meterles mano; ningún partido político se atreve a aprobar un plan general por la problemática que genera", subrayó.

Un obstáculo con el que coincidió el consejero delegado de Neinor, Borja Garcia-Egotxeaga, que reconoció que "es muy difícil reponer el suelo al ritmo actual de ventas" y recordó que buena parte del mismo correspondía a las bolsas acumuladas tras la crisis inmobiliaria. Por ello instó a las grandes ciudades a trabajar en planificación con más de 10 años vistas para poder afrontar el problema de la vivienda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.