Vivienda - Inmobiliario

Azora invierte 270 millones en Estados Unidos y supera las 800 viviendas en alquiler de su fondo residencial

  • Ha invertido 140 millones de dólares de su fondo de alquiler residencial multifamily
Complejo The Edge at Lees Chapel adquirido por Azora

Azora sigue creciendo en Estados Unidos. La gestora ha comprado de su tercera propiedad en el país norteamericano para su fondo residencial multifamily en alquiler, lanzado a finales del mes de abril. Con esta adquisición, ya supera una inversión total de 270 millones de dólares en los sectores residencial y comercial en lo que va de año en Estados Unidos.

En concreto, Azora ha comprado ya dos complejos residenciales más, alcanzando una inversión total de c.a. 140 millones de dólares, focalizados en el alquiler residencial asequible en propiedades multifamiliares en el Sur y Sureste de Estados Unidos. 

El primero de los complejos adquiridos recientemente es The Edge at Lees Chapel, una comunidad multifamiliar de 299 viviendas en Greensboro (Carolina del Norte), la tercera ciudad más importante del estado que forma parte de la zona de manufactura y distribución logística más importantes del sudeste estadounidense.

El segundo de los activos adquiridos ahora, y el tercero en cartera es, Midwood at Riverside, un complejo residencial multifamiliar de 232 viviendas en Atlanta (Georgia), una de las 10 primeras áreas metropolitanas estadounidenses por población (c.a. 6.1 millones de habitantes) y que lleva creciendo a un ritmo de más de 77.000 habitantes anuales durante los últimos 10 años.

Con estas dos propiedades y la de San Antonio, The Fredd, adquirida en mayo, Azora ya tiene más de 800 viviendas en alquiler en mercados estratégicos del Sur y Sureste de Estados Unidos (Texas, Carolina del Norte y Georgia).

Por otro lado, la apuesta de Azora en Estados Unidos incluye también los sectores de oficinas, industrial y retail donde en lo que va de año ya ha invertido más de 130 millones de dólares. Apalancándose en la experiencia de la participada Azora Exan en estos segmentos, la gestora ha adquirido c.a. 27.000 metros cuadrados este año, en activos Core y Core plus en los principales mercados de Estados Unidos.

En concreto, en el segmento de oficinas, la gestora está apostando por una estrategia de inversión enfocada en adquirir edificios de oficinas boutique situados en ubicaciones prime dentro de los distritos de negocios de las "Gateway cities" de Estados Unidos. Siguiendo esta estrategia, la gestora ya ha adquirido dos edificios este año, uno de ellos situado en South Beach en Miami (Florida) y otro en River North en Chicago (Illinois), donde llevó a cabo la adquisición de un edificio bajo el formato de Sale and Leaseback.

"Estamos plenamente convencidos del potencial de nuestra estrategia en el mercado residencial de alquiler asequible en EE.UU. Se trata de un segmento muy estable y resistente a los ciclos, con oferta de producto nuevo muy limitada y con un crecimiento continuo de la demanda, lo que nos permite compensar el efecto de inflación actual, especialmente en los mercados en los que nos enfocamos, que gozan de pleno empleo", ha explicado Fernando Pérez-Hickman, Socio Director de Azora América.

Por su parte, Javier Rodríguez Heredia, Socio Director del Área Inmobiliaria de Azora, ha dicho que están "muy satisfechos de estar replicando con éxito en Estados Unidos nuestra estrategia en el mercado residencial de alquiler asequible en la que hemos sido pioneros en España. Creemos que se trata de una apuesta de inversión sólida, equilibrada y que proporciona un riesgo-retorno insuperable, sobre todo en los actuales momentos de incertidumbre".

Azora anunció en octubre de 2021 su desembarco en el mercado inmobiliario de Estados Unidos de la mano de Exan Capital, gestora inmobiliaria independiente con sede en Miami, mediante la creación de Azora Exan.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.