Vivienda - Inmobiliario

Qué factores marcarán el mercado hipotecario en la segunda mitad del año

  • El año pasado se cerró con más de 560.000 compraventa de viviendas
  • La inflación, uno de los factores de influencia, cerró el mes de junio en 10,2%

El sector inmobiliario vigila los factores que pueden marcar su comportamiento en los próximos meses. En 2020 la irrupción de la pandemia sanitaria afectó a la economía y a los diferentes sectores de la actividad. El año pasado el inmobiliario mostró claros signos de recuperación, con más de 560.000 compraventas de viviendas marcando el mejor ejercicio desde 2007. En 2022, pese a la llegada de los fondos Next Generation, la incertidumbre está llamada a ser la nota predominante para el sector: inflación, euríbor, subida de tipos... ¿Cuáles serán las tendencias que marcarán el mercado hipotecario en la segunda mitad del años?

La inflación, que cerró junio en 10,2%, será uno de los factores de mayor influencia en los próximos meses. "Pese a no esperarse una subida excesiva del nivel de precios en el inmobiliario español, la continuidad en el tiempo de esta tendencia inflacionista se ha visto reflejada en el alza de los tipos de interés, pues es el mecanismo de los bancos centrales para combatirla", explica Josep Vera, director de Desarrollo de Negocio de Hipotecas.com, canal online de UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios).

En este sentido, el experto recuerda que será necesario ver la evolución de la economía en los próximos meses para extraer conclusiones claras a largo plazo y determinar si el precio de las hipotecas se verá "más o menos condicionado".

En el caso del euríbor, principal índice de referencia de las hipotecas en España, en los últimos cuatro meses su subida ha sido una constante y en junio ya ronda el 1%. "Estimamos que el euríbor cerrará el año entre el 1,25% y el 1,75%. Sin embargo, y con independencia de estas previsiones, cabe destacar que, a día de hoy, invertir en vivienda sigue siendo un refugio, y es que, pese a la subida, los intereses siguen siendo bajos y adquirir una vivienda es una opción mucho más atractiva para rentabilizar el ahorro acumulado durante la pandemia frente a otros activos como depósitos o bonos, que sí que están más condicionados por la inestabilidad del mercado", añade Vera.

El precio de las viviendas continuará en aumento este año, y es que la inflación, unida a la falta de mano de obra y al elevado precio de las materias primas y los costes energéticos son los condicionantes para este mercado, afirma Vera, "que reducen la rentabilidad a mínimos y provocan que la oferta de obra nueva no sea suficiente para complacer a la demanda". Y añade que, "la compraventa de vivienda usada representa el 80% del total, pero a pesar de ello, la oferta existente no satisface la demanda. La vivienda nueva se está vendiendo en un gran porcentaje sobre plano".

La falta de obra nueva obliga a poner el foco en la importancia de la rehabilitación de inmuebles. Vera recuerda que al ritmo actual de rehabilitación -unas 30.000 viviendas al año- harán falta cerca más de 300 años para rehabilitar la totalidad del parque español y alcanzar el objetivo de descarbonización de 2050.

Otro factor determinante este cierre de año será el aprovechamiento de los fondos Next Generation de la Unión Europea para la rehabilitación de hogares. Desde el Grupo UCI consideran que este sector de actividad moverá en torno a 30.000 millones en 2022, llegando a generar hasta 400.000 empleos en los años venideros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud