Vivienda - Inmobiliario

Iker Marcaide compra el campo de tiro de Paterna que Defensa sacó a subasta por 5 millones

  • El empresario destinará los 650.000 metros cuadrados a un gran parque
Iker Marcaide.
Valencia

Pese a la crisis económica el mecenazgo privado florece en Valencia. El último ejemplo es la inversión de uno de los emprendedores y fundador de startups de éxito, Iker Marcaide, que a través de una fundación familiar se ha hecho con los terrenos militares del antiguo campo de tiro de Les Moles en Paterna. Su intención es convertir ese espacio en pleno corazón del área metropolitana de Valencia en un gran parque.

Según ha informado en un comunicado, Iker Marcaide ha sido el adjudicatario provisional de los terrenos de ese antiguo campo de maniobras militares, que incluye cerca de 650.000 metros cuadrados. El suelo ha sido subastado por el Ministerio de Defensa a través del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento (Invied). La adjudicación provisional se ha producido hoy, día 1 de junio, tras la apertura de sobres.

El Ministerio había retomado la subasta este año, con un precio de salida de 5 millones de euros, aunque eso no significa que ese haya sido el precio final, ya que los pliegos incluían la posibilidad de rebajar hasta 4,1 millones el precio de salida en sucesivas fases.

Defensa ya había intentado vender esos terrenos en 2012, entonces con una tasación que doblaba el valor fijado ahora y lo situaba en 10 millones. Además, históricamente el Ayuntamiento de Paterna había mostrado interés por ese suelo para desarrollar viviendas sociales, pero nunca se llegó a un acuerdo.

El espacio se encuentra incluido dentro del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural del Turia, lo que explica la caída en la valoración ya que no se puede urbanizar en él. Su protección ambiental fue reforzada además en plena guerra del Consell con los promotores del centro comercial Puerto Mediterráneo, que preveía instalarse muy cerca.

Este espacio se ubica en las proximidades del proyecto de ecobarrio La Pinada, de los que el propio Marcaide es uno de los promotores. Marcaide fundó entre otras startups Flywire, que tras ceder la mayoría y varios operaciones de compra salió a cotizar en el Nasdaq valorada en 3.000 millones de dólares.

El futuro

Según explica en su comunicado, el suelo se destinará a "un gran parque lúdico, educativo, abierto e inclusivo e integrado en la naturaleza para el uso y disfrute de la sociedad, fomentando un ocio más sostenible, el bienestar de mayores y pequeños y el cuidado de la naturaleza".

Su gestión se canalizará a través de una fundación familiar en proceso de creación que según apunta el empresario tendrá como ejes trabajar por el bienestar infantil, la conservación de la naturaleza y la lucha contra la pobreza.

Además, ha creado una web para recibir ideas, sugerencias o propuestas de cualquier persona u organización para tener en cuenta en el proyecto y futuro diseño del espacio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.