Vivienda - Inmobiliario

Colonial vende a la socimi Ibervalles dos edificios de oficinas en Madrid

  • Tienen una superficie conjunta de 11.900 m2
  • La socimi apuesta por oficinas con alto potencial de revalorización

Nueva operación en el mercado madrileño de oficinas. Inmobiliaria Colonial ha vendido a Ibervalles Socimi dos edificios en la capital con una superficie conjunta de 11.900 m2. Según explica la socimi, la incorporación de estos activos a su cartera responde a su estrategia de inversión en oficinas con alto potencial de revalorización en Madrid, Barcelona y Lisboa.

Ibervalles reformará y optimizará la gestión de los edificios con el fin de actualizar aspectos arquitectónicos e incrementar su nivel de sostenibilidad, tecnología y confort. De esta forma, los activos se adecuarán a las necesidades que demandan actualmente las compañías. La consultora inmobiliaria JLL ha participado como asesor en la operación. 

Javier Isidro, director general de Ibervalles SOCIMI, señala que "la adquisición de estos activos es un claro ejemplo de la estrategia de la compañía como vehículo de inversión y creación de valor". Además, apunta que "esta operación nos va a permitir reposicionar los dos edificios como oficinas adaptadas a las demandas de mercado actuales en un plazo ajustado y en uno mercado alternativo de oficinas con buenas proyecciones".

El edificio de la Calle de Josefa Valcárcel 24 tiene una superficie alquilable de 5.640 m2 y está situado en el eje A2-Arturo Soria. Esta zona representa un mercado de oficinas consolidado, que en los últimos años se ha regenerado y ofrece buenos datos de absorción. La reforma y adecuación del activo correrá a cargo de Estudio Lamela, estudio de arquitectura de referencia internacional.

Por otra parte, el edificio situado en la Calle de Alcalá 506 y ocupado hasta ahora por Indra tiene una superficie alquilable de 6.260 m2, incluyendo dos locales comerciales en planta baja y 205 plazas de aparcamiento, con una superficie media por planta es de más de 1.400 m2. En este caso, el diseño del edificio estará a cargo de Tétris, la división de diseño y construcción de JLL.

El activo se encuentra en el denominado Madbit, el distrito tecnológico y una de las principales áreas de oficinas en proyección de Madrid, que se ha consolidado en el antiguo polígono industrial de Julián Camarillo. Esta zona se está convirtiendo en un referente para empresas tecnológicas nacionales y extranjeras, transformando el parque de oficinas disponible.

"Esta operación demuestra el gran interés por parte de los inversores en el sector de las oficinas. Productos value-added como estos representan una oportunidad para aquellos inversores que ven el valor de unos inmuebles situados en zonas que, por localización, entorno y tipo de ocupantes, reúnen excelentes características y alto potencial de crecimiento y desarrollo en el medio plazo", asegura Por su parte, Ignacio Sobrino, director de oficinas de JLL España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin