Transportes

El transporte sube sueldos un 6,5% en Valencia y un 5% en Cantabria

  • Las condiciones de cada convenio provincial acentúan las diferencias
Camiones en el puerto de Valencia.
Valencia

Los efectos de la inflación desbocada han golpeado con especial virulencia al transporte de mercancías por carretera, uno de los elementos esenciales en la cadena logística de cualquier empresa. A las fuertes subidas de los combustibles por la guerra de Ucrania, ahora también se suma la subida en los salarios, que en algunos casos llegan a suponer incrementos del 6,5% con la actualización de los convenios provinciales ligados al IPC.

Entre estos casos se encuentra Valencia, donde la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) y los sindicatos acaban de sellar la actualización de las tablas salariales. La patronal ha aceptado el compromiso de revisar los sueldos de acuerdo al IPC del año pasado, tal y como fijaba el convenio firmado en 2020, lo que supone aplicar un 6,5% más este año.

Así, un conductor valenciano sin antigüedad cobrará de sueldo base 84 euros más que el año pasado, con 1.378,58 euros al mes según las nuevas tablas salariales aprobadas. El convenio de la provincia incluye a más de 100.000 trabajadores de más de 8.300 empresas de transporte por carretera.

Según explican desde la patronal valenciana, no es la única provincia donde los convenios firmados con anterioridad recogen actualizaciones según el IPC y citan el caso de Girona, donde incluso los incrementos podrían finalmente ser mayores ya que según el convenio el alza debería ser del 7,5%. En Asturias y Lugo también se recogían subidas del IPC más un 0,25% y más un 0,75%, respectivamente. Desde FVET también apuntan que en otros convenios en vigor, como el de Barcelona que se firmó a tres años, aunque no se refleje de forma anual esa actualización se realizará cuando finalice su vigencia.

Estas subidas van en línea con la marcada por uno de los grandes operadores del sector, Acotral, que en febrero ya anunció un aumento del 6,5% para sus 3.900 trabajadores. La compañía malagueña, proveedor de Mercadona, fue una de las grandes empresas que optó por reflejar la escalada del IPC en el poder adquisitivo de su plantilla.

En el caso de la patronal valenciana los empresarios argumentan que aunque "el escenario de recesión económica" no es el más propicio, realizarán un "esfuerzo" en reconocimiento a la labor de los profesionales y la necesidad de dar continuidad al sector. Precisamente, la falta de transportistas y los problemas para el relevo generacional de los conductores ha sido durante lo últimos años una de sus grandes preocupaciones.

Nuevos acuerdos

El efecto alcista en los salarios no solo se produce por los convenios ya pactados y ligados al IPC. La ola inflacionista también se ha dejado notar en los nuevos acuerdos cerrados en lo que va de año, como en Cantabria. Allí, el nuevo marco laboral pactado contempla una subida del 5% para este año. Otro de los acuerdos entre patronal y sindicatos que fijan un notable incremento es el alcanzado la semana pasada en Castellón, en que se establece un 4% más para 2022, mientras que en 2023 y 2024 el alza anual será del 2,5%por año para los 6.000 trabajadores de transporte por carretera en la provincia.

Estos fuertes incrementos contrastan con otras revisiones mucho más moderadas marcadas por la peculiaridad de la negociación colectiva en cada zona. De esta forma, las diferencias en el alza salarial llegan a ser de hasta cinco puntos porcentuales. En el caso de Tarragona y Salamanca la subida salarial para este año se sitúa en el 1,5%, mientras que en Cuenca y Ciudad Real llega al 2%, unos niveles más próximos a los baremos que la propia patronal CEOE plantea en su negociación con los sindicatos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin