Transportes

Cabify cambia de nombre a su servicio de paquetería en Madrid: 'Envíos by PyL'

  • La empresa no convence a la comunidad sobre la legalidad del servicio
  • Lanzó 'Cabify Envíos' para ocupar a su flota en una capital confinada
  • La multa por incumplimiento asciende a 6.000 euros

Cabify ha dejado de prestar su servicio de paquetería cn su actual marca, tal y como venía prestando en la capital desde el pasado 8 de abril, para hacerlo por medio de una de sus filiales Prestige and Limousine y con la enseña 'Envíos by PyL', según informa la empresa. Con este movimiento, la firma de movilidad acata la normativa y modifica formalmente un negocio con el que prevé diversificar sus fuentes de ingresos en una ciudad sin apenas pasajeros que desplazar.

Ante las presiones normativas de la Comunidad de Madrid y frente al serio riesgo de una multa de 6.000 euros, la empresa de movilidad ha comunicado a la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid que deja de intermediar en el servicio de paquetería Cabify Envíos. Sin embargo, la actividad seguirá operativa pero a través de otras sociedad del grupo.

Ahora, con el referido cambio de denominación, la empresa atiende el requerimiento realizado por la Consejería que dirige Ángel Garrido el pasado 8 de abril y en el que instaba a la compañía, de forma inmediata, a dejar de publicitar y prestar el servicio al no contar con los requisitos establecidos para la intermediación en el transporte de mercancías por carretera. Según las mismas fuentes, el incumplimiento de este requerimiento por parte de Cabify hubiera constituido una falta muy grave, sancionable con los referidos 6.000 euros.

La misma consejería ha recordado "que el cumplimiento de la legalidad vigente es una obligación para todos los actores del sector, también en un contexto de crisis sanitaria como el actual". Y avanzaron que analizarán cualquier propuesta de servicio similar para garantizar que cumple el actual marco normativo.

Ante la ausencia de pasajeros que desplazar y la altísima demanda de paquetes que recoger y entregar, la plataforma de traslado de pasajeros apostó por una modalidad de paquetería 'puerta a puerta' para que los usuarios -particulares y empresas- pudieran gestionar el transporte de mercancías domésticas de un lugar a otro de la capital. Con todas las protecciones y prevenciones, Cabify admitía que el producto objeto de envío no excediera 85x95x50 centímetros ni un volumen superior a 341 litros. Con esas dimensiones, el paquete podía llevarse en el maletero y con coste desde 10 euros. Dicho servicio permanece operativo, igualmente a través de la aplicación de Cabify, pero con la referida denominación 'Envíos by PyL'.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin