Empresas y finanzas

Cabify mantiene su servicio de envíos en Madrid pese a la oposición la Comunidad

  • La empresa de movilidad considera el servicio se ajusta al marco legales
  • La Comunidad de Madrid conmina a suspender el servicio por no cumplir los requisitos

Cabify mantiene operativo el servicio de envíos de paquetería en Madrid, puesto en marcha la semana pasada ante el desplome de la demanda de viajes, pese a la oposición frontal de la Consejería de Transportes y Movilidad de la Comunidad de Madrid. De hecho, basta con acceder a la aplicación móvil para comprobar que 'Cabify Envíos' para comprobar que se pueden encargar vehículos en la capital.

La empresa de movilidad mantiene "un canal abierto de comunicación con la administración para compartir información sobre el planteamiento del servicio", indican a elEconomista.es. Al mismo tiempo, la firma ha defendido que su servicio se "ajusta al marco normativo que se aplica en las regiones donde está operativo, entre ellas la madrileña". No obstante, la consejería que lidera Ángel Garrido ha conminado a la plataforma española a que deje de prestar esas funciones por no reunir los requisitos necesarios, sin disponer de la autorización requerida, lo que supone una "falta muy grave", con multas de hasta 6.000 euros.

"Se le requiere para que, de forma inmediata, deje de publicitar el servicio Cabify Envíos y, en su caso, de prestar dicho servicio"

"Queda acreditado que Maxi Mobility Spain no reúne los requisitos para la intermediación en el transporte de mercancías por carretera, y se le requiere para que, de forma inmediata, deje de publicitar el servicio Cabify Envíos eliminando, de forma inmediata, cualquier alusión al mismo y, en su caso, de prestar dicho servicio", señala la Consejería de Transportes en la carta enviada a Cabify el pasado ocho de abril. 

En este punto, fuentes de la consejería que dirige Garrido aseguran que el trámite del requerimiento sigue su curso y que si Cabify "no cesa en su actividad en breve" será sancionada con entre 4.000 y 6.000 euros. Multas que se llegarán a periodificar si la plataforma insiste en no obedecer la petición de cese de actividad. "No hay un plazo específico para poner la sancionar, pero se hará en breve", explican fuentes de la consejería. Una vez la Consejería ponga la multa, la empresa puede recurrirla e incluso llegar hasta el Contencioso Administrativo, lo que le da margen para seguir operando hasta que se lo prohíba o no la justicia.

Según la réplica de la compañía a la orden dictada la semana pasada por la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid, para que Cabify cese su servicio de paquetería, la empresa argumenta que la iniciativa es "acorde a la legalidad en todos aquellos países donde está presente".

Por su parte, Cabify que confía en resolver con la Administración regional "aquellas dudas que hayan podido surgir" sobre este servicio y sobre cualquier otro aspecto relacionado con la propuesta de la empresa. Según indican en un comunicado, "desde Cabify continuaremos trabajando para aportar soluciones a usuarios y empresas que contribuyan a hacer frente a la actual contingencia. Ante todo, la compañía quiere fomentar que se sigan las recomendaciones sanitarias oficiales para prevenir la propagación y trabaja para ser una alternativa de movilidad que, desde la colaboración responsable, pueda ser utilizada si los usuarios necesitan desplazarse", concluye.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin