Transportes y Turismo

Los hoteleros de Barcelona poseen 735 pisos turísticos en la capital, el 7% del total

  • La patronal confía que los apartamentos "concentrados" en un único edificio se salven del veto anunciado por Collboni
Presentación del Gremi d'Hotels de Barcelona. EE
Barcelonaicon-related

Este jueves se ha revelado una de las cifras más buscadas del sector turístico barcelonés. En un encuentro informativo, el Gremi d'Hotels de Barcelona ha informado de que los propietarios de grandes alojamientos poseen 735 licencias de apartamentos en la capital, el 7% del total. Estas autorizaciones se distribuyen en unos 46 bloques destinados exclusivamente a esta actividad.

Además, la patronal que preside el propietario de la cadena Derby, Jordi Clos, se ha mojado a favor de la supresión de pisos turísticos propuesta por el alcalde Jaume Collboni. Ello pese a que la compañía que preside cuenta con siete bloques de apartamentos, seis en Barcelona y uno en L'Hospitalet de Llobregat.

La medida del ayuntamiento, pendiente de aprobación, no se materializaría hasta el año 2029 y supondría la retirada de las 10.000 autorizaciones concedidas. El consistorio gobernado por el PSC pretende así aumentar el parque local de vivienda en alquiler, aunque los expertos dudan de que la iniciativa sea realmente efectiva.

"Es una medida contundente con la que estoy a favor", ha declarado Clos. "En este momento hay un grupo de apartamentos turísticos ilegales muy considerable. También hay algunos apartamentos sueltos dentro de edificios. Siempre hemos estado a favor de la oferta de apartamentos en bloques enteros para no generar conflicto con los vecinos", ha abundado.

También ha recordado que otras ciudades como Nueva York, Amsterdam y Valencia han introducido vetos similares. Pese a que la medida anunciada por los socialistas no distingue entre apartamentos "concentrados" o "sueltos", como los ha definido Clos, la patronal espera que la primera categoría se salve de la prohibición total.

Contra la turismofobia

Por otro lado, el gremio no ha entrado a valorar cómo se podrá absorber la demanda de turistas en la capital si se retiran todas las licencias de pisos turísticos. La organización se ha limitado a recordar que siempre han considerado el PEUAT (Plan especial urbanístico de alojamientos turísticos) demasiado restrictivo.

El concejal de cultura, Xavier Marcé, ha confiado que "el control de la oferta acabe incidiendo en la demanda". "Tenemos dos objetivos: mejorar la calidad de la oferta turística y que el turismo que deja valor añadido sea más importante", ha añadido. Una propuesta que coincide con el lanzamiento del sello gastro por parte de la organización empresarial, que distingue a ocho alojamientos caracterizados por su apuesta en restauración.

Respecto a los brotes de turismofobia en Barcelona, Clos ha defendido el derecho a la manifestación pero ha lamentado las "agresiones" a los visitantes. Además, ha minimizado el seguimiento de estas protestas. "Son manifestaciones de unas 2.000 y pico personas, cuando en otras ciudades españolas se ha llegado a 15.000 o 20.000", ha dicho.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud