Transportes y Turismo

El pueblo español que tiene el río subterráneo navegable más largo de Europa

Personas montadas en barca en las cuevas de Sant Josep. Firma: Europa Press

La Vall d'Uxó es un municipio que pertenece a Castellón y que guarda maravillas históricas y geológicas como la Cova de Sant Josep o de la Font o el Poblado Ibérico de Sant Josep. En este último caso, se trata de un enclave en el que hay restos íberos y romanos que se pueden ver en una visita guiada.

También se puede visitar la Línea XYZ, un cinturón defensivo construido en 1938 en la que se unía Cuenca con Almenara. Aún se conservan sus trincheras, cinturones defensivos y demás construcciones bélicas.

Se puede ver sus acueductos de San José y la Alcudia y desde allí se puede acceder al Mercado Municipal. Además, se pueden ver sus ermitas, torres e iglesias.

Una de las cosas más destacadas del La Vall d'Uxó son las cuevas de San José, un tesoro natural de estalactitas y estalagmitas. Alberga el río subterráneo navegable más largo de Europa. La boca de entrada de la cueva está construida como un embarcadero donde se comienza la visita. Allí un barquero guía a las pequeñas barcas con un recorrido de 40 minutos, navegando unos 800 metros y después hay 250 metros de una galería seca. El agua ha ido moldeando las rocas dejando formas curiosas.

Desde el inicio, se llega a la Sala de los Murciélagos, llamada así por la gran cantidad de estos animales que vivían allí. Más tarde surge el Lago de Diana con cinco metros de profundidad, destacando por su color verde del musgo pero también está iluminado de forma artificial.

El siguiente paso es la Boca del Forn que es un antiguo sifón que se ha ampliado artificialmente. Después de esta galería se llega a la Galería de los Sifones con un antiguo sifón de 60 metros de longitud donde habitan crustáceos únicos de esta zona.

Más adelante se llega a la Galería Seca, donde destaca la Cascada de la Flor que cuando llueve cae agua por ella. Cuando se recorre a pie los 250 metros por un pasillo guiado por las rocas, se llega a otro embarcadero. Antes de subir de nuevo a la barca, se ve el inicio de un oscuro túnel que lleva hasta la cueva ya explorada pero que está cerrada al público. Unos 1950 metros en total en el que está escondido el secreto del inicio del manantial subterráneo de la cueva de Sant Josep.

Al subirse de nuevo a la embarcación se puede ver La Catedral que tiene una bóveda de 12 metros de altura y dónde se pueden ver estalactitas. Ni los expertos que han investigado la cueva de San Josep conocen el origen del río ni el final de la gruta. La temperatura de la cueva es de 20 grados durante todo el año y tienen 2.750 metros de recorrido, siendo la mayor de Castellón y la segunda de la Comunidad Valenciana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud