Transportes y Turismo

Renfe pondrá trenes directos de Madrid a Teruel y Logroño

El ministro de Transportes, Óscar Puente, ha dado a conocer la modificación del mapa de rutas y frecuencias de Renfe provocada por la llegada de los nuevos trenes Avril que compondrán la serie 106 de la operadora pública, y que se destinarán a Galicia y Asturias.

El despliegue de estos servicios, fruto de la reasignación del parque de trenes, se realizará por fases al estar condicionado por las obras en la estación de Chamartín. Pero Renfe ya ha desvelado que dos ciudades españolas contarán con nuevas conexiones directas a Madrid: Teruel y Logroño.

Ambas conexiones contarán con un tren por sentido al día y se pondrán en marcha a partir de noviembre. Estos servicios, que evitarán los transbordos a las ciudadanos de ambas ciudades, circularán por las líneas de alta velocidad Madrid-Valladolid-Burgos, en el caso de la de Logroño, previo paso por Miranda de Ebro; y por la línea Madrid-Zaragoza, en el caso del tren turolense, donde se publicarán

"Hay un efecto dominó o mariposa con la llegada de los trenes 106 que conllevará la prestación de nuevos servicios en nueve comunidades autónomas", ha expresado el ministro, después de "14 años sin incorporar nuevos trenes a la flota, lo que ha tenido connotaciones importantes en el servicio ferroviario porque la alta velocidad ha llegado a muchos destinos y tenemos el mismo material que entonces".

Más Avlos a Málaga y Sevilla

La implantación del plan diseñado por Renfe se alargará hasta noviembre y se dividirá en tres fases, con la primera en mayo y la segunda una vez finalicen las obras de Chamartín, donde ahora mismo hay un 25% menos de surcos disponibles que antes, a la espera de que se pongan en servicio las nuevas vías de alta velocidad.

En primera instancia, se ampliarán los servicios Avlo que unen la capital con Málaga y Sevilla con un segundo servicio 'low cost' al día a ambas ciudades. También se creará una cuarta frecuencia entre Madrid y Cádiz para reforzar el servicio en la época estival.

Además, para atender las demandas de Extremadura, un tren de la serie 730 sustituirá al actual Intercity Talgo Serie VI, aportando 600 plazas adicionales a la semana, y planteándose para más adelante una tercera frecuencia que abriría la puerta a ofrecer otras 3.600 plazas semanales. Además, en el Corredor Mediterráneo se mejorará la conexión entre Barcelona y Alicante con el Talgo VI liberado en Extremadura, que aportará una frecuencia más por sentido.

Salamanca recupera el cuarto tren a Madrid

La segunda fase, a implementar según avancen las obras de Chamartín, conllevará la recuperación de la cuarta frecuencia entre Salamanca y Madrid, tan reclamada entre los charros, y que añadirá otras 2.800 plazas semanales. A ese respecto, el Ministro ha explicado que "dado que el material no se podía estirar más, en territorios como Salamanca no podíamos prestar el servicio que nos hubiera gustado y que la ciudadanía merece".

Tanto Puente como el presidente de Renfe, Raül Blanco, han abierto la puerta a establecer una quinta frecuencia una vez entren en servicio los trenes de la serie 107, cuya llegada debería producirse a partir de enero de 2025. Además, se incorporará otra frecuencia de Avlo en las rutas Madrid-Málaga y Madrid-Sevilla.

La tercera fase de implantación de rutas se llevará a cabo en noviembre, cuando se pondrán tres servicios diarios entre Madrid y Algeciras con trenes duales de la serie 730 que ampliarán las plazas disponibles en unas 600 semanales.

También se añadirá una nueva conexión entre Madrid y Almería por Granada, sustituyendo al actual Talgo VI por otro tren de la serie 730 que añadirá 840 plazas a lo existente. Huelva estará conectada con la capital con un segundo tren diario que añadirá otras 3.948 plazas semanales; mientras que el actual servicio Torre del Oro, que conecta Cádiz y Sevilla con Valencia y Barcelona, tendrá un tren más amplio que el actual que añadirá 900 plazas a la semana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud