Transportes y Turismo

Volotea busca hasta 100 millones de capital antes de abordar el salto a bolsa

Avión de Volotea. EE
Barcelona/Madridicon-related

Volotea se lanza a la búsqueda de capital para fortalecer su balance ante una futura salida a bolsa. La aerolínea de bajo coste con sede en Asturias tiene en mente saltar al parqué entre finales de 2024 y comienzos de 2025, pero sabe que no puede hacerlo con el desequilibrio patrimonial que arrastra tras el fin del coronavirus. A pesar de haber obtenido un préstamo de 200 millones de la SEPI, 145 millones del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y un crédito de los actuales accionistas, la compañía busca ahora hasta 100 millones para hacer fuerte su patrimonio neto ante el fin de la moratoria concursal.

Según ha podido saber elEconomista.es, la organización controlada por Carlos Muñoz y Lázaro Ros busca entre 50 y 100 millones de euros en equity antes de lanzarse al mercado, lo que el mercado denomina una ronda preIPO. La operadora ya habría contactado con potenciales interesados, que estarían estudiando una inversión que se cerrará a lo largo de este ejercicio. Volotea no hizo comentarios tras ser contactada por este medio.

Las mismas voces señalan que la búsqueda de capital se realiza para fortalecer un balance todavía dañado por el coronavirus. Según las últimas cuentas disponibles, las de la campaña 2022, Volotea arrastraba todavía un patrimonio neto negativo de 284,5 millones de euros, extremo que fue advertido por su auditor, EY, que reconoció que la situación podía solucionarse a la vista de los "factores mitigantes" que existían. Además, acumula 338 millones de euros en pérdidas desde el estallido de la pandemia, a la espera de conocer los resultados del ejercicio 2023.

La compañía toma esta decisión con la vista puesta en la salida a bolsa, operación para la que se ha apoyado en los bancos de inversión Morgan Stanley y Barclays. El despacho que coordina en esta misión es Pérez - Llorca, firma legal habitual de la aerolínea, ya que ha trabajado para otros servicios como la propuesta voluntaria de descartes regulatorios en el marco de la fusión entre Air Europa e Iberia. Su oferta, que se centraba en asumir parte de las rutas de corto radio, no convenció a la Comisión Europea y tuvo que ser reformulada para ser más ambiciosa.

Mientras, en el horizonte le espera la devolución de los 200 millones concedidos por la SEPI, que vencen en 2029, y los pagos periódicos del crédito avalado por el ICO que ya ha comenzado a retornar al pool de entidades bancarias.

Pero a pesar de la debilidad patrimonial, la aerolínea sí exhibió su recuperación en 2023. Hasta septiembre prometió un ebitda de 100 millones con el que abandonaría las pérdidas operativas arrastradas.

Plan de crecimiento

Los planes de Volotea coinciden con un momento de pleno crecimiento. La compañía anunció hace semanas que espera superar este año los 60 millones de pasajeros en toda Europa, para lo cual llevará a cabo un aumento sustancial de su capacidad. España, donde su operativa se centra en conectar medianas ciudades, será uno de sus mercados fuerte, con la previsión de alcanzar los 3,5 millones de plazas ofertadas. Su crecimiento irá acompañado de un aumento de su plantilla, planteando un incremento hasta los 650 trabajadores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud