Transportes y Turismo

IAG reduce sus pérdidas hasta los 654 millones gracias a la fuerte recuperación de la demanda

  • En el primer semestre del año anterior perdió 2.048 millones de euros
Foto: Archivo.

El 'holding' IAG, que engloba Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, registró unas pérdidas después de impuestos y partidas excepcionales de 654 millones de euros en el primer semestre de este año, frente a unas pérdidas de 2.048 millones registradas en el mismo periodo del año anterior.

Estos positivos resultados se basan en la fuerte recuperación de la demanda que ha llevado a la compañía aérea a volver a beneficios en el segundo trimestre del año. El beneficio después de impuestos y partidas excepcionales del segundo trimestre de 2022 fue de 133 millones de euros, frente a unas pérdidas de 981 millones de euros del año 2021.

El resultado después de impuestos antes de partidas excepcionales en el semestre fue negativo en 683 millones de euros, frente a las pérdidas de 2.169 millones de euros del mismo periodo de 2021, según ha informado este viernes el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La pérdida de las operaciones publicada del semestre fue de 438 millones de euros, frente a las pérdidas de 2.035 millones de euros de 2021. "En el segundo trimestre hemos vuelto a la rentabilidad, por primera vez desde el comienzo de la pandemia y gracias a la fuerte recuperación de la demanda que se ha producido en todas nuestras aerolíneas. Este resultado está en línea con nuestra previsión de beneficios para 2022. Nuestro resultado refleja, por un lado, un aumento significativo de la capacidad y, por otro, de la ocupación y de los ingresos por pasajero en comparación con el primer trimestre", ha resaltado el consejero delegado de IAG, Luis Gallego.

Iberia y Vueling fueron las aerolíneas con mejor desempeño dentro del grupo aéreo. El mercado doméstico en España y las rutas a Latinoamérica han liderado la recuperación, con una demanda que en el mes de junio llegó a superar los niveles de 2019.

Los niveles de reservas se mantienen fuertes y la demanda en el Atlántico Norte continúa creciendo tras la retirada el pasado mes de junio de los requisitos de prueba de covid en Estados Unidos.

"A medida que restablecemos la resiliencia operativa, la fortaleza de nuestras marcas, la generación de eficiencias gracias al tamaño de nuestro grupo, la rigurosa disciplina en la asignación de capital y nuestra posición de liderazgo en sostenibilidad generarán valor para los accionistas a largo plazo", añadió.

Gallego asegura "aunque es normal que las reservas en el cuarto trimestre sean bajas para esa época del año", no se detectan signos de debilidad en la demanda.

El directivo reconoce que la industria aérea está afrontando un "reto sin precedentes" debido al "drástico aumento de las operaciones", especialmente en el Reino Unido "donde los desafíos operativos del aeropuerto de Heathrow han sido significativos".

En línea con su objetivo de alcanzar cero emisiones netas para 2050, el holding anunciado la incorporación de 50 nuevos aviones Boeing 737 y 59 Airbus de la familia A320neo sujeto a la aprobación de nuestros accionistas. Estos aviones más avanzados tecnológicamente y más eficientes en el consumo de combustible permitirán reemplazar más del 60% de su flota de corto radio para 2028

IAG espera que su resultado de las operaciones antes de partidas excepcionales mejore significativamente en el tercer trimestre de 2022 en comparación con el segundo trimestre, y que sea positivo para el ejercicio completo de 2022.

Se espera que los flujos de efectivo netos de las actividades de explotación sean significativamente positivos en el ejercicio. Las previsiones son que la deuda neta aumente al final del ejercicio en comparación con el cierre de 2021.

Mejora en la capacidad

Durante los seis primeros meses de 2022, la capacidad de IAG, medida en asientos-kilómetro ofertados (AKO), alcanzó el 72% de la capacidad operada en el primer semestre de 2019, lo que supone un notable incremento sobre el 20,8% de la cifra de 2019 que se operó en el primer semestre de 2021.

La capacidad continuó aumentándose de forma continuada durante el periodo; así, en el primer trimestre se registró un 65,1% de la capacidad de 2019 y en el segundo trimestre un 78% de la capacidad de 2019.

Los planes de capacidad total de pasajeros de IAG para el resto de 2022 están en torno al 80% en el tercer trimestre y el 85% en el cuarto trimestre, una reducción del 5% en la segunda mitad del año en comparación con las previsiones anteriores, debido principalmente a los desafíos en Heathrow; así, se prevé que la capacidad en el conjunto del año ronde el 78% del nivel de 2019 (frente al 80% anterior) y que las rutas de Norteamérica estén en torno a la capacidad de 2019 hacia el final del año.

Entre enero y junio, los ingresos totales del grupo aéreo se situaron en 9.351 millones de euros, lo que supone cuadruplicar los 2.207 registrados en el mismo periodo de 2021. Los ingresos de pasaje aumentaron hasta los 7.604 millones de euros, (desde los 1.136 del mismo periodo del año anterior) respondiendo al importante aumento de la capacidad operada, junto con el impacto positivo de un aumento de la ocupación.

Por su parte los ingresos de carga aumentaron en 74 millones de euros hasta 843 millones de euros, un 9,6% más que en los primeros seis meses de 2021, a pesar de que solo se operaron 395 vuelos de carga durante el periodo, frente a los 2.677 del primer semestre de 2021, debido al importante aumento de la capacidad de transporte de pasajeros operada.

Los costes se vieron afectados por el importante aumento de la capacidad con respecto a 2021. Los gastos de personal aumentaron 879 millones de euros, hasta 2.167 millones de euros (un 68,2% más), mientras que los gastos de combustible aumentaron 2.069 millones de euros, hasta 2.566 millones de euros.

IAG explica que el impacto del encarecimiento del combustible en los mercados de materias primas se dejó sentir principalmente a partir de marzo y se redujo gracias al programa de coberturas del grupo. Los gastos de combustible también se beneficiaron del menor volumen de vuelos de carga con respecto al año anterior.

Los gastos asociados a proveedores aumentaron 2.499 millones de euros, hasta 4.041 millones, debido principalmente al importante aumento de la capacidad operada, sumado al aumento de la inflación. Por su parte los costes de depreciación, amortización y deterioro aumentaron hasta 1.015 millones de euros, debido en parte a las entregas de aviones recibidas durante 2021 y el primer semestre de 2022.

Liquidez y deuda

A 30 de junio, el grupo tenía una liquidez total de 13.489 millones de euros, compuesta por efectivo y depósitos remunerados por valor de 9.190 millones de euros, líneas de financiación generales comprometidas y no dispuestas de 3.171 millones de euros y líneas de financiación específicas para aeronaves comprometidas y no dispuestas de 1.128 millones de euros.

La deuda neta a finales del semestre era de 10.979 millones de euros, 688 millones de euros menos que a 31 de diciembre de 2021. Se espera que la deuda neta aumente al final del ejercicio en comparación con el cierre de 2021 debido al patrón de estacionalidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin