Transportes y Turismo

Sigue la huelga en Ryanair: sindicatos y aerolínea no llegan a un acuerdo

  • Los paros se mantienen para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio

Sin acuerdo. Así ha terminado la reunión entre los representantes legales de Ryanair y los sindicatos USO y Sitcpla en la que se trataba de llegar a un punto en común para evitar la huelga. De esta forma, continúan convocados los paros entre la plantilla de tripulantes de cabina de Ryanair de las bases españolas para los próximos 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio.

Según un comunicado enviado por USO y SITCPLA al finalizar la reunión, los sindicatos se han presentado en la misma "abiertos a encontrar puntos en común y a retomar la negociación del convenio colectivo para los tripulantes de Ryanair". Sin embargo, según la misma información, ningún responsable de la aerolínea irlandesa ni de las agencias Crewlink y Workforce ha acudido a la reunión, y han sido representados por tres abogados.

"Ryanair ha dejado claro su nula disposición a negociar unas condiciones de trabajo dignas con USO y SITCPLA, los sindicatos que representan a sus trabajadores, y prefieren que se mantengan las 6 jornadas de huelga que, previsiblemente, perjudicarán los planes de verano de muchos viajeros", señalan.

Cabe recordar que hace solo unos días, CCOO llegó a un acuerdo con la aerolínea por el que sentaban las bases para este nuevo convenio y se comprometían a aprobarlo antes de octubre de 2023. Pero USO y SITCPLA no están de acuerdo con este extremo y coinciden en que Ryanair ha buscado "anularnos como sindicatos ante la negativa a firmar las condiciones precarias ofertadas, por reivindicar unas condiciones dignas de trabajo para los TCP y denunciar sus continuos incumplimientos y vulneraciones", admiten.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Como siempre esta empresa vulnerando los derechos de su plantilla e importándole una m...da

sus clientes...unos verdaderos chapuzas,impresentables....

Puntuación 0
#1