Telecomunicaciones

La Sepi Digital gestionará los 12.000 millones de inversión pública en la industria de chips

El ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, en una comisión en el Senado. EP

La Sociedad Española para la Transformación Digital (SETT), bautizada coloquialmente como 'SEPI Digital' y que se prevé que estará operativa a partir de mayo de este año, será la encargada de gestionar las inversiones del Estado en los proyectos que Broadcom, Cisco y el IMEC desarrollarán en España, según ha explicado este jueves el ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, en una comisión en el Senado.

La SETT estará adscrita a la cartera que dirige Escrivá y ejecutará el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Microelectrónica y Semiconductores (Perte Chip), dotado con 12.000 millones de euros, y también participará en las actuaciones relativas al Fondo Next Tech (unos 4.000 millones de euros) y del Fondo Spain Audiovisual Hub (en torno a 1.700 millones de euros).

En ese sentido, los proyectos anunciados por Broadcom, Cisco y el IMEC están enmarcados en el Perte Chip, por lo que una vez que la SETT se encargará de gestionar las inversiones estatales en estas iniciativas. En ese sentido, el ministro ha recordado que Málaga acogerá el centro de investigación y desarrollo (I+D) que el IMEC (siglas en inglés del Centro Interuniversitario de Microelectrónica-- instalará en España.

"Lo que nos traemos a España es un centro de diseño y de prefabricación de prototipos de la nueva ola de chips que vendrá, chips de una dimensión pequeñísima y enormemente eficientes energéticamente. Solo existe otro centro en el mundo (del IMEC) que está en Bélgica", ha destacado. También ha matizado que, a pesar de que este proyecto ya está encauzado y anunciado, en los "próximos días" se realizará la firma oficial del mismo.

En cuanto a Broadcom, Escrivá ha señalado que la multinacional instalará en España una fábrica de sustratos para chips, la primera de Europa de este tipo, mientras que Cisco ya ha arrancado su actividad en Barcelona con un centro de diseño de chips. En ese sentido, se prevé que Broadcom invertirá 900 millones de euros en esta planta de fabricación.

La SETT tendrá como principales funciones el impulso y ejecución de inversiones en sectores estratégicos vinculados a la transformación digital y, en este contexto, también se prevé que se encargue de la gestión de la entrada del Estado en Telefónica, si bien Escrivá no ha hecho referencia a este asunto.

En este sentido, según adelantó elEconomista.es, la SEPI, el brazo inversor del Estado, quien adquiera primero los títulos de la compañía dirigida por José María Álvarez-Pallete y, posteriormente, los transfiera a la SETT.

Soberanía tecnológica

En su intervención en la Comisión de Transformación Digital en el Senado para explicar las principales líneas de actuación de su departamento, Escrivá ha destacado que la creación de la SETT encaja dentro de la estrategia de lograr una autonomía estratégica y una soberanía tecnológica que también están implementando otros países, como Estados Unidos, Alemania, Francia o Italia.

"Al final, una de las razones por la que lo estamos haciendo es por una necesidad de soberanía tecnológica, que en el ámbito de los semiconductores es particularmente clave. Quizás recuerdan durante la pandemia cómo se rompieron las cadenas de suministro en los coches, en aparatos tecnológicos (...). Hubo verdaderamente un problema en todo Occidente", ha recalcado Escrivá.

De este modo, ha argumentado que en Occidente existe una "apuesta" por conseguir que todo el ecosistema de producción de semiconductores se diversifique y no esté tan concentrado en países como Taiwán.

Sin embargo, ha señalado que el "concepto" va más allá y abarca también a tecnologías como la inteligencia artificial, las infraestructuras digitales estratégicas o la supercomputación.

"El concepto se extiende a más elementos tecnológicos que son vitales, (es necesario) que un país en un momento determinado disponga de ellos o se asegure los suministros porque el impacto negativo que podría tener sobre la economía es extraordinario. Y hay un concepto relacionado que está detrás de toda esta visión que es la seguridad económica. No es solamente la autonomía estratégica de Occidente, sino la seguridad económica de un país", ha añadido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud