Tecnología

La Inteligencia Artificial, clara protagonista entre las tendencias de innovación

Oihana Blanco, Manuel Salaverría y Lola Elejalde, de la Agencia Vasca de la Innovación. eE
Bilbaoicon-related

La principal tendencia en la innovación prospectiva es la Inteligencia Artificial, según el 'Informe Innobasque de Prospectiva 2024. Tendencias de Innovación", de la Agencia Vasca de la Innovación, Innobasque. "Pensar en la IA para un uso justificado ante un reto complejo, no por cuestión de una moda, y relacionado con la eficiencia y optimización de procesos, o para transformaciones en la propuesta de valor o modelo de negocio", explican los expertos de Innobasque. Además, la IA posibilitará el nacimiento de un nuevo modelo de innovación, la autónoma, pero que estará bajo la dirección de las personas.

La Agencia Vasca de la Innovación, Innobasque ha presentado el documento anual de prospectiva que "permite mostrar a las organizaciones vascas cuáles son las grandes dinámicas mundiales en términos de innovación y que repercuten con intensidad en nuestras propias estrategias de innovación", afirma su presidente, Manuel Salaverria.

En el repaso a algunas de las megatendencias que van a determinar el futuro inmediato, Salaverría destaca "la consolidación del término geotecnoeconomía, que incide en la intersección de la geoestrategia, la economía y la tecnología. Comprenderlo es necesario para que las organizaciones entiendan los riesgos y puedan anticiparse a su impacto en sus productos, servicios, cadenas de suministros y clientes".

Por su parte, el equipo de prospectiva de Innobasque y responsables del informe, Lola Elejalde y Oihana Blanco, señalan cinco tendencias como las más influyentes, entre las que destaca la Inteligencia Artificial.

En primer lugar, el informe se centra en las aplicaciones e implicaciones inmediatas de la irrupción en todos los ámbitos de la Inteligencia Artificial generativa. "A diferencia de la IA 'tradicional', ésta puede crear ideas y contenidos nuevos y no estructurados, incluyendo textos, imágenes, conversaciones, audios, videos, música o códigos. Por lo tanto, mientras olas tecnológicas anteriores llegaron principalmente a la automatización a las actividades de trabajo físico, la IA generativa tendrá mayor impacto en el trabajo de conocimiento".

Alcance, ritmo y riesgos

No obstante, explican que "debido a su potencial, la cuestión no es si utilizarla o no, sino decidir para qué, con qué alcance, a qué ritmo y con qué riesgos se utilizará. La diferencia entre las organizaciones radicará, por lo tanto, en la forma en que la usan". Entre estos posibles usos está la creación de "clientes/usuarios sintéticos" que permitirán a las empresas realizar simulaciones para validar el potencial de nuevas propuestas.

Dentro del análisis dedicado a la IA, el informe también repara la aparición de su mano de un nuevo modelo de innovación. "En este nuevo mundo impulsado por la IA, la tendencia es que la innovación se haga más autónoma, que no consiste en integrar la Inteligencia Artificial en un sistema ya existente, sino en reimaginar todo el ciclo de la innovación. Se trata de desarrollar un sistema de interacción entre el ser humano y la máquina que actúe como motor de innovación. Pero las personas serán quienes diseñen, usen y fijen los objetivos de ese motor", aseguran.

Las nuevas tecnologías harán desaparecer empleos, pero agudizarán la necesidad de crear, transformar y fidelizar talento

La segunda gran tendencia destacada es la "sostenibilidad por convicción", en la que el respeto por el medio ambiente deja de ser visto como imposición para verse como ventaja competitiva gracias a unos inversores y consumidores cada vez más exigentes. También serán cada vez más exigentes en este ámbito los trabajadores, protagonistas de la tercera tendencia. Las nuevas tecnologías harán desaparecer muchos empleos pero también agudizarán la necesidad de crear, transformar y fidelizar talento especializado.

La cuarta tendencia será la necesidad de potenciar la resiliencia, de mejorar la capacidad y velocidad de adaptación de los modelos de negocio a los cambios surgidos. Por último, Elejalde y Oihana Blanco destacan el potencial del próximo "salto" tecnológico, el protagonizado por la computación cuántica, así como la creciente trascendencia de la ciberseguridad.

El objetivo de este informe es "generar entusiasmo por las posibilidades futuras, curiosidad por explorar nuevas tecnologías y prácticas sostenibles, y una consideración crítica sobre los desafíos de implementación", según el presidente de Innobasque.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud