Tecnología

Twitter cumple la mayoría de edad: repaso a los 18 años de historia de la app que ahora se llama X

  • El culebrón con Musk no es la única historia polémica que ha tenido la dirección de esta red social
  • Tras 18 años y a pesar de los cambios, los usuarios de X son una de las comunidades más grandes e influyentes que hay
Alamy

Tildados por muchos como "la mejor red social de todas", Twitter, que ahora es conocido oficialmente como X, cumple 18 años. La compañía se fundó en 2006, y para nada ha tenido un camino aburrido, ya que en sus casi dos décadas de vida ha estado repleta de cambios, polémicas y giros inesperados en los despachos de esta app.

Para contar la historia de esta plataforma, hay que empezar desde el principio, y a pesar de que Twitter se fundó en 2006, lo cierto es que los inicios nos llevan atrás dos años (2004) con la creación de Odeom, una plataforma de podcast que nunca llegó a ser nada por culpa de que coincidió con el lanzamiento de Apple iTunes.

Odeo fue creada con las aportaciones de Noah Glass, Biz Stone, Evan Williams y Jack Dorsey, pero tras su fracaso, el último de estos propuso sacarle partido al apartado de microblogging que ofrecía Odeo, porque Dorsey tenía la visión de crear una app de SMS en tiempo real.

A pesar de que inicialmente Dorsey era el diseñador, sus innovadoras ideas llevaron a que este proyecto de "red social" (no existía ese concepto por aquel entonces) a convertirse en CEO. Lo cierto es que se probaron muchos nombres como Twiiit, Twich, Stat.us, pero finalmente Noah Glass eligió Twitrr, por el sonido que hacen los pájaros. De ahí también que el logo fuera ese mítico pajarito azul que los más nostálgicos echan de menos.

En el nacimiento de la app, también existía otro apartado mítico, el del límite de 140 caracteres por tuit, pero esto no fue antojo de sus creadores, sino que al tratarse de una plataforma basada en SMS, los 140 espacios era el límite estándar que los operadores de telefonía móvil establecían en el protocolo SMS.

Los primeros pasos de Twitter

El primer tuit de la historia pertenece a Jack Dorsey, que en abril de 2006 escribía "aquí ajustando mi Twttr", y a partir de ese momento las cosas se comenzaron a complicar. En tan solo un año, al día se publicaban más de 70.000 tuits y la cifra se multiplicó después de que el usuario Chris Messina compartiera un símbolo que revolucionó por completo el mundo de las redes sociales, con el nacimiento del hashtag (#).

Si bien la popularidad de la app no dejaba de crecer, los problemas internos también lo hicieron, y a través de una decisión unánime por parte de la junta directiva se decidió despedir a Dorsey, haciendo que Evan Williams ocupara su puesto.

Twitter seguía creciendo sin parar, sin embargo, la app experimentaba continuamente caídas debido a la falta de empleados y a pesar de contar en 2009 con 145 millones de usuarios apenas generaban ingresos. Esta mala gestión de Evans, que no fue capaz de tomar buenas decisiones, llevó a su destitución y la vuelta de Dorsey como CEO.

El comienzo de ver la luz

Después de la llegada de Dorsey, las cosas comenzaron a mejorar. La compañía contrató a más trabajadores y se introdujo la publicidad dentro de la web, lo que supuso un antes y un después en la red social, para entonces Dorsey era el único miembro fundador que seguía vinculado con la app.

En aquella época, Twitter ya competía con las grandes redes sociales del momento (Facebook e Instagram) y en los años siguientes continuó creciendo hasta ser la plataforma que conocemos y utilizamos todos.

La llegada de Elon Musk y la reconversión de la app a X

Ya en 2021, Jack Dorsey, que había sido el CEO de la app durante tantos años y la había ayudado a llegar a esa posición, anunció que se retiraba alegando que ya había todo lo que tenía por la app y que era el momento para que otro cogiera el relevo.

En ese momento, el elegido fue Parag Agrawal, aunque su reinado como CEO fue bastante corto. Y es que al año de la dimisión de Dorsey, el dueño de Tesla, Elon Musk, anunció que se acababa de convertir en el máximo accionista de la red social tras adquirir un 9,2% de sus acciones.

Este hecho hizo que las acciones de Twitter se disparasen un 25%. Al poco tiempo, Musk protagonizó uno de los momentos más condicionantes de la historia de la red social al anunciar su intención de comprar la plataforma, motivado por su intención de poner fin "al camino de censura" que la red social estaba tomando, según él.

Lo cierto es que este fue un proceso largo y lleno de cambios de opinión. Debido a que al magnate muchas veces le pierde lo que dice, este se comprometió a comprar la plataforma por 44.000 millones de dólares, una cantidad tan alta que desde Twitter no dudaron ni un instante en aceptar.

Aquí es donde se complicaron las cosas, porque Musk vio que se había calentado con la cifra y trato de todas las maneras posibles salirse del acuerdo, no obstante, un contrato que había firmado en el momento de la oferta inicial le obligó a seguir hacia delante con la adquisición.

El destrozo de lo que era Twitter

A partir de ese momento, y con lo que muchos señalaban que era una falsa sonrisa, Musk se convirtió en el CEO temporal de Twitter, lo que supuso el inicio de una nueva era. En poco tiempo el "efecto Musk" se comenzó notar, primero con los despidos de los altos cargos que había hasta el momento y de más del 70% de los trabajadores a nivel mundial que tenían.

Pero esto no han sido los únicos cambios que ha llevado a cabo Musk, ya que hay bastante más de los que hablar, entre los más destacados están:

  • El cambio del nombre y logo de la app, que paso de ser Twitter y un pajarito, a llamarse X y que su símbolo sea una "X".
  • Hacer parte de la app de pago y ofrecer servicios que antes eran gratuitos y tenían una utilidad a cambio de una suscripción.
  • Cambiar los algoritmos, prácticamente eliminar los moderadores de contenido e introducir nuevas funcionalidades con las que pretende crear la primera "app para todo".

A pesar de que la esencia de Twitter sigue en X, lo cierto es que ha habido muchos cambios en el último año en la plataforma, y muchos de ellos han causado que miles de usuarios abandonen el servicio para mostrar su disconformidad. No obstante, se llame X o Twitter, tenga un pajarito o no, esta app es la favorita de muchos y aunque Musk pretende convertirla a su gusto y semejanza, esta plataforma siempre pertenecerá a la comunidad de usuarios que tiene, una de las más grandes e influyentes que existen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud