Tecnología

Spotify a la caza de los fraudes: "multará" las canciones que usen bots para posicionarse

Alamy// Logo de Spotify

La plataforma de música en streaming sueca, Spotify está trabajando para incluir un nuevo cambio en su política de royalties con el objetivo de perseguir y acabar con las reproducciones artificiales de canciones mediante bots que algunos artistas y discográficas utilizan para inflar sus números, posicionarse en las listas y alterar el algoritmo para lucrarse.

La forma en la que escuchamos música ha cambiado mucho en lo últimos 10 años, ahora en vez de ver el número de ventas que ha tenido un disco para saber si ha sido exitoso tenemos que fijarnos en los 'streams' que tiene en las plataformas de música online.

Ahora para ganar dinero con tu música necesitas que tenga muchas reproducciones, pero claro, hecha la ley hecha la trampa y ya son muchísimos los casos en los que artistas compran o contratan granjas de bots para que estas de manera artificial inflen los números de sus canciones y estas se promocionen, posicionen y en consecuencia comiencen a generar dinero al autor.

Esta práctica es ilegal, ya que se está alterando el algoritmo de Spotify haciéndole creer que es una canción que le gusta a los usuarios, pero que en realidad solo está siendo popular porque miles de robots están reproduciéndola.

Para acabar con esta mala práctica, la compañía ha actualizado su modelo de royalties, y como recogen desde Billboard, cuando la plataforma detecte que más del 90% de las reproducciones de una canción estén generadas por bots multará a las discográficas y sellos a los que pertenece dicho tema.

Lo cierto es que la sanción es de tan solo 10 euros por canción, que no parece ser lo suficientemente dura para infringir el miedo y acabar con esta mala práctica. A su vez, esta medida se suma a las que ya ofrecía Spotify en estos casos como eliminar los streams falsos y retirar las canciones de toda la plataforma en general.

Esta medida no afectará a los grandes artistas, ya que su base de seguidores son los que generan la gran mayoría de reproducciones, pero si aquellos que se quieran volver virales pagando por los streams. Sorprendentemente y a pesar de que la sanción es de tan solo 10 euros, muchas discográficas han mostrado su rechazo al ser ellas quienes tienen que pagar el pato.

Esto es porque alegan que no siempre es su responsabilidad que un artista use reproducciones artificiales "No podemos determinar si un nuevo cliente va a contratar un servicio de marketing que va a botar chorro hasta que lo ha hecho. Es como si no pudieras determinar si tu vecino va a cometer un delito" explica Philip Kaplan, fundador de DistroKid.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud