Tecnología

Sam Altman, fundador de ChatGPT, dice que están preparando una nueva "superinteligencia" artificial

Alamy// Sam Altman CEO de Open AI

Si parecía que teníamos ya suficiente con la Inteligencia Artificial (IA),Sam Altman, el CEO de Open AI y uno de los fundadores del chatbot más famoso del mundo, ChatGPT, ha asegurado que ya están trabajando en lo siguiente a la tecnología del momento y pretenden crear una nueva "superinteligencia artificial" que supuestamente tendrá capacidades casi idénticas a los humanos.

Prácticamente cada semana aparece un nuevo proyecto o servicio impulsado por IA que revoluciona por completo el área donde se desarrolla. Esto es algo positivo, pero también tiene su parte negativa, y es que estos avances ponen cada vez más en riesgo el trabajo de muchas personas.

No obstante, lo cierto es que las máquinas a pesar de ser inteligentes, todavía no son lo listas que se creen y para prácticamente cualquier aspecto necesitan del aporte humano para llevar a cabo los comandos. Pero, tal y como ha contado Sam Altman en una entrevista para The Financial Times, Open AI quiere cambiar eso.

Según ha explicado, la compañía está tratando de convencer a Microsoft para que conseguir más apoyo financiero con la intención de diseñar el siguiente paso de la IA, la inteligencia general artificial (AGI, por sus siglas en inglés) que supuestamente será un software tan inteligente como las personas.

Hay que recordar que Microsoft es el principal accionista de Open AI, y a principios de este año financió con alrededor de 10.000 millones de dólares a la compañía de Altman en parte de un acuerdo multianual. Ahora, los creadores de ChatGPT están negociando recibir más fondos y como asegura Altman, esta asociación está funcionando muy bien para ambas partes y espera que el CEO de Microsoft, Satya Nadella, acceda a ello.

Altman asegura que este año "el crecimiento de los ingresos ha sido bueno", pero que todavía no pueden hablar de beneficios debido a los altos costes de entrenamiento. Aun así, asegura que tan solo es cuestión de tiempo que tanto Open AI como Microsoft comiencen a recoger los resultados económicos de estos esfuerzos.

La idea de desarrollar esta AGI no es fácil, y como explica la parte más complicada hasta ahora es qué se necesita para poder desarrollar esta "superinteligencia". Para ello, el CEO de Open AI dice dividir sus días en dos tareas: cómo construir AGI y en encontrar las formas de acumular potencia informática para hacerlo.

"Haremos que estos agentes sean cada vez más poderosos (...) y las acciones serán cada vez más complejas a partir de aquí". La idea es que sean capaces de realizar tareas y acciones, como ejecutar código, efectuar pagos, enviar correos electrónicos o presentar reclamaciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud