Tecnología

Acuerdo definitivo: Japón y Países Bajos se unen a EEUU en las restricciones sobre chips a China

  • Japón y Países Bajos son os principales exportadores de maquinaria para la fabricación de chips
  • No habrá un anuncio oficial, simplemente comenzará a aplicar las restricciones
Alamy// Una fábrica de chips en China

Después de que en los últimos meses Estados Unidos haya estado tratando de convencer a Países Bajos y Japón de que es necesario imponer restricciones en la exportación de materiales para la fabricación de chips a China, parece que el acuerdo se va a firmar de manera inminente, el objetivo de esta alianza es frenar los avances chinos en la fabricación de la nueva generación de microchips.

Uno de los grandes objetivos de la administración de Joe Biden es el de frenar el crecimiento de China en el desarrollo tecnológico. Teniendo en cuenta la dirección que está tomando este sector, EEUU ha puesto el foco en los avances de microchips, y es ahí donde entran en acción Países Bajos y Japón.

Esto se debe principalmente a dos compañías, la holandesa ASML Holding HV y la japonesa Nikon Corp. Ambas especializadas en maquinaria de litografía ultravioleta, una parte indispensable en la fabricación de chips. Fue a mediados de diciembre que ambos países comenzaron a aplicar algunas de las restricciones propuestas por EEUU, pero ahora, parece que está finalizando los últimos puntos para establecer un acuerdo definitivo y común para todos.

Según han asegurado fuentes cercanas al asunto a Bloomberg, EEUU, Japón y Países Bajos están a punto de aprobar el acuerdo, aunque también han señalado que no se va a hacer un anuncio oficial, sino que simplemente comenzarán a implementar las restricciones una vez finalicen todos los aspectos.

Es importante destacar que la maquinaría que van a dejar de exportar a China es para la creación de chips de 14 nanómetros o más avanzados, esta tecnología no es la más puntera y de hecho está dos generaciones por detrás de las más modernas, pero es la segunda mejor a la que tiene acceso China.

Y es que esto forma parte de los esfuerzos de EEUU para frenar el rápido avance del país asiático en la carrera tecnológica por la fabricación de chips y el desarrollo tecnológico militar y de la inteligencia artificial.

Este acuerdo no ha sido sencillo, no por los gobiernos, sino por las empresas de cada país que hasta ahora tenía unas relaciones fructíferas con China, señalando sobre todo aquellas empresas japonesas que por su historia y cercanía entre países colaboraban de una manera muy beneficiosa para ambas. Incluso empresas estadounidenses se han quejado de las acciones "unilaterales de Biden" ya que han denunciado que estas restricciones están reforzando a sus competidores de otros países.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud