Tecnología

Irlanda multa con 265 millones a Meta por su falta de protección a los datos de los usuarios europeos

  • La multa viene por una filtración que ocurrió entre 2018 y 2019
  • A parte de la multa, se le han impuesto una serie de medidas para corregir los fallos que permitieron la filtración

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda ha sancionado a Meta, la empresa matriz de Facebook, con 265 millones de euros tras analizar el caso de la filtración de los datos de 533 millones de usuarios que ocurrió entre 2018 y 2019, y considerar que la compañía podría haber protegido mejor esta información.

Fue el año pasado cuando varios medios comenzaron a reportar que los datos personales de más de 533 millones de usuarios de Meta estaban a la venta en Internet. Fue entonces cuando la Comisión de Protección de Datos (DPC) en Irlanda abrió una investigación a Meta Platforms Ireland Limited (MPIL), donde la compañía almacena los datos de los usuarios europeos.

Se descubrió que la filtración no había sido por una vulneración concreta, sino que correspondía a un ataque vía scraping. Este tipo de ciberataque, llamado raspado de datos, consiste en un software automatizado que se inserta en una web para que poco a poco vaya recogiendo los datos que se almacenan en el sitio.

La investigación hizo un análisis de los movimientos y acciones de la compañía entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, centrándose en examinar las herramientas Facebook Search, Facebook Messenger Contact Importer e Instagram Contact Importer y ver cómo almacenan y protegen la información que recopilan.

Este control era para ver si Meta cumplía con la normativa del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), y el DPC con la ayuda de las autoridades europeas ha decidido que la empresa propietaria de Facebook, WhatsApp e Instagram incumplía los artículos 25.1 y el 25.2.

Estos artículos recogen aspectos como "el responsable del tratamiento aplicará, medidas técnicas y organizativas apropiadas, para aplicar de forma efectiva los principios de protección de datos" y que "solo sean objeto de tratamiento los datos personales que sean necesarios para cada uno de los fines específicos del tratamiento".

Tras la investigación el DPC ha concluido que Meta no había conseguido esto, y por ello ha decidido multar a la compañía propiedad de Mark Zuckerberg con 265 millones de euros además de obligar a MPIL que adopte una serie de medidas para corregir los fallos que tuvo en su momento y que provocaron la filtración de números de teléfono, nombres y direcciones email haciendo que los afectados puedan estar expuestos a otros ciberataques tipo phishing, estafas o spam.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments