Tecnología

Creative lanza su nueva barra de sonido en España, y ya la hemos probado: así es la Stage 360

  • Es una barra de sonido barata pero muy potente
  • Viene con un subwoofer para mejorar los graves

La nueva Creative Stage 360 es la barra de sonido con subwoofer más potente lanzada hasta ahora por la compañía en España.

Cuando hablamos de Creative, destacamos productos diseñados para jugadores y para usuarios de ordenador; recientemente hablábamos de la gama de dispositivos para teletrabajo de Creative, y anteriormente, de sus nuevos altavoces para ordenador, los Creative T60.

Pero eso puede ser insuficiente para ti, especialmente si quieres una experiencia más cercana al Home Cinema, aunque no sea necesariamente eso lo que buscas. En ese término medio, que puede parecer tan extraño, es donde se encuentra la Creative Stage 360, con un precio de 229,99 euros.

Dolby Atmos y mucha potencia

Creative ya ofrece varias barras de sonido, como la Stage V2 o la Katana, pero todas son relativamente básicas, y diseñadas para estudios pequeños o el escritorio; así se entiende el lanzamiento de la Stage 360, que ofrece una potencia conjunta muy superior, de 240 W, que le permite llenar de sonido todo un salón normal sin problemas.

Sin embargo, también es una barra de sonido pequeña para lo que estamos acostumbrados a ver en equipos Home Cinema, como la LG SP8YA que pudimos probar; esta Stage 360 está un escalón por debajo, tanto en aspiraciones como en precio. De hecho, aunque inicialmente la instalé en mi salón con el televisor, pronto me di cuenta de que esta barra tenía un hueco más adecuado en mi estudio, conectada al ordenador y con mi monitor.

Que el diseño compacto de la Stage 360 no te engañe: tiene potencia de sobra y un gran sonido, aunque se notan pequeños recortes para alcanzar un precio más asequible. Por ejemplo, no tenemos manera de colgar esta barra de la pared, una opción en muchos equipos de cine en casa pero que aquí tal vez no tendría tanto sentido.

En mis pruebas, también he comprobado que los altavoces de esta barra están preparados tanto para películas como para disfrutar de música; están 'tuneados' para un término medio que nunca llega a apostar demasiado por el otro lado. Como resultado, es posible usarla para todo tipo de cometidos, a diferencia de otros productos que claramente están dirigidos a uno en concreto.

Sin embargo, eso no significa que no de la talla cuando lo necesitamos. La gran novedad de esta barra respecto a sus compañeras de gama es la compatibilidad con Dolby Atmos, y realmente es un añadido que se agradece. Ni siquiera he necesitado cambiar a una superproducción de Hollywood para darme cuenta de ello. En cuanto activamos Dolby Atmos (en mi caso, en el ordenador después de instalar el programa Dolby Access), el sonido cambia instantáneamente, y es como si nos destapasen los oídos; descubres nuevos sonidos y detalles que habías pasado por alto antes.

Este no es un equipo envolvente, quedándose en 2.1 gracias al subwoofer incluido; aunque es potente, y nos dará esa 'vibración' propia de los Home Cinema, su efecto es más sutil de lo que podrías creer. Aún así, es de agradecer y complementa muy bien al sonido que proviene de los altavoces de la barra. Y aunque aquí no encontrarás avanzadas tecnologías de IA para adaptar el sonido a la sala, el efecto envolvente de Dolby Atmos no se puede despreciar.

Variedad en la conectividad

La Creative Stage 360 nos ofrece varias opciones para conectarla a nuestro equipo, aunque no podrás disfrutar de todas sus ventajas en cada una. Por ejemplo, aunque en la caja se incluye un cable óptico, si escoges conectarla de esa manera perderás Dolby Atmos, quedándose en Dolby Digital. Si realmente quieres aprovechar la barra, tendrás que conectarla por HDMI a tu televisor, equipo multimedia o consola de videojuegos. Para ello, se incluyen tres conexiones HDMI, de las que una es HDMI ARC para nuestro televisor.

Me ha sorprendido no encontrarme con una entrada de sonido convencional, para conectar otros equipos de sonido; y aunque tenemos un puerto USB, se usa exclusivamente para actualizar el firmware del dispositivo y no para reproducir archivos de música.

También podemos conectarnos a la barra de manera inalámbrica, pero este es el punto más flaco del dispositivo, ya que sólo es Bluetooth 5.0 y no ofrece funciones adicionales; ni siquiera podemos usar un códec de alta calidad, quedándose sólo en SBC, así que el sonido resultante es de baja calidad y no he querido usarlo mucho más en este modo. No se puede conectar directamente a Spotify ni otros servicios, y ni siquiera tiene micrófonos, así que no puede servir como altavoz inteligente.

Ideal para estudios

La Creative Stage 360 se centra en cumplir las exigencias del usuario medio, y lo consigue con nota. Si puedo decir algo con seguridad, es que no nos faltará potencia de sonido, y que este será nítido y con 'impacto'; es capaz tanto de emocionarnos como de impactarnos, dependiendo de la escena o de la música que hayamos puesto. Se comporta bien en todas las situaciones, y eso la hace una 'todo terreno' mucho más atractiva que otras barras más dedicadas a la experiencia de Home Cinema.

Eso, y su reducido tamaño, la hacen ideal para habitaciones, estudios o pequeños salones, en los que es capaz de brillar; su diseño es muy austero, con una rejilla cubriendo prácticamente todo el dispositivo y pocos detalles que distraigan, así que puede encajar en todos los entornos.

En su contra, a la Stage 360 le faltan conexiones para ser más útil, y especialmente, se echan en falta funciones inteligentes o avanzadas. Es tal vez demasiado simple, pero eso bien puede ser una ventaja si no quieres distracciones innecesarias y sólo quieres disfrutar del mejor sonido. A diferencia de otras barras que he probado, con esta sólo tienes que conectarla y poco más, e incluso aprovecharla en un ordenador es realmente sencillo.

La Creative Stage 360 tiene un precio de 229,99 euros, lo que la deja como una opción mucho más barata y asequible de lo que se ve en el mercado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin