Tecnología

Este aparato de Ikea convierte cualquier mesa en un cargador inalámbrico

  • El cargador se instala bajo la mesa
  • Podemos dejar el móvil en la mesa y se cargará solo

Ikea ha presentado un cargador inalámbrico único en el mercado; en vez de dejarlo encima de la mesa como una base de carga, lo ponemos debajo.

Cada vez hay más dispositivos con carga inalámbrica en el mercado, y no hablamos sólo de smartphones; también hay auriculares, wearables e incluso se rumorea que el nuevo Kindle tendrá carga inalámbrica. Por supuesto, para aprovecharlos necesitamos una base de carga inalámbrica, pero eso supone tener otra cosa más ocupando espacio en nuestra mesa, algo más que se puede caer o molestar.

La solución de Ikea tiene un nombre algo difícil de pronunciar, Sjömärke, pero lo compensa al ser una idea genial. A simple vista parece un cargador inalámbrico normal, tal vez algo más feo; pero eso es porque no está diseñado para ser visto.

La idea es que pongamos el cargador bajo la mesa, oculto a la vista, gracias a unas tiras adhesivas incluidas; de esta manera, será capaz de cargar cualquier dispositivo que pongamos en la mesa, aprovechándose de que no es necesario que el cargador y el dispositivo estén juntos.

Claro, que eso no significa que toda la superficie de la mesa se convierta en un gigantesco cargador; sólo funcionará en la zona justo encima del cargador, y para indicarlo se incluye una pegatina, sobre la que debemos dejar el móvil. Además, este sistema no funciona con todas las mesas: la energía no podrá traspasar las mas gruesas. Ikea recomienda este dispositivo sólo para mesas de entre 8 y 22 milímetros de grosor.

Por lo demás, es un cargador inalámbrico bastante normal; usa el estándar Qi, así que es compatible con toda una variedad de dispositivos, pero tiene una potencia de sólo 5W, así que tardará bastante en cargar completamente la batería del móvil. No usa MagSafe ni tecnologías de carga inalámbrica como la de Realme, así que no tenemos imanes para guiarnos y mejorar la velocidad.

Aún así, puede ser un accesorio interesante para conseguir carga inalámbrica "invisible". La apuesta de Ikea por la tecnología se centra en hacerla desaparecer, como con el purificador de aire oculto lanzado este verano. Se espera que el Sjömärke cueste 29,99 euros cuando llegue a Europa a partir de octubre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin