Tecnología

Estos auriculares te aíslan del mundo mientras haces ejercicio: probamos los JBL Reflect Flow PRO

  • Cuentan con soporte mejorado evitar que se caigan al hacer ejercicio
  • La cancelación de ruido tapa las distracciones de nuestro entorno

Los JBL Reflect Flow PRO son los nuevos auriculares inalámbricos para deportistas del veterano fabricante, capaces de adaptarse a nuestra oreja y tapar los ruidos.

En el último año he probado muchos auriculares inalámbricos, más de los que el consumidor medio probará en toda su vida, y todos tenían en común lo mismo: una sujeción apropiada, pero no perfecta. Incluso en los mejores casos de auriculares que se han adaptado a mis orejas, como los Jabra Elite 75t, no consigo que se mantengan en su sitio si empiezo a moverme (por muy raro que eso sea en mí).

Ahora llega JBL, con una solución muy atractiva para quienes quieren seguir disfrutando de su música, sin importar qué ejercicios estén haciendo.

No se mueven por nada del mundo

Los JBL Reflect Flow PRO fueron anunciados junto con los nuevos productos de JBL y Harman, entre los que destacan nuevos altavoces para fiestas y auriculares gaming; pero mi consejo es que no ignores estos auriculares, especialmente si el ejercicio y el deporte forman parte de tu vida diaria.

Estos son los auriculares que mejor han encajado en mis orejas de todos los que he probado este año; me ha resultado imposible hacer que se caigan, y aunque no dudo que con sesiones más fuertes eso sea posible, son mucho mejores en ese sentido que la mayoría. Además, están diseñados para resistir lo que les echen, con resistencia al agua y al polvo IP68, que se agradece mucho cuando estamos empapados por el sudor.

La clave está en lo que JBL llama Powerfin, un nombre muy chulo pero que no es más que una 'aleta' superior de silicona que encaja en nuestra oreja para ofrecer una sujeción adicional. Una idea simple, pero que funciona muy bien, aprovechando el arco de nuestra oreja para mantener el auricular en su sitio. JBL incluye cuatro pares de aletas diferentes, para adaptarse a cada tipo de oreja, aunque en mi caso, la opción por defecto ha sido la ideal.

También tenemos tres opciones diferentes para las almohadillas, que tienen un acabado algo más duro de lo habitual; aunque puede sorprender la primera vez que te pones los auriculares, creo que ese tacto ayuda a asegurar la almohadilla en el oído, y ofrece un aislamiento adecuado del ruido externo.

Una vez que te los pones, llevar los JBL Reflect Flow PRO es algo natural, y puedes moverte con fuerza de un lado a otro, que no se caerán.

Caja resistente y grande

El primer indicador de que estos auriculares no son normales lo vemos en el estuche de carga, que es gigantesco; comparado con otros auriculares de JBL, es algo excesivo. Las enormes letras JBL no ayudan a disimular esa diferencia de tamaño, y diría que puede ser difícil llevarlo en el bolsillo, especialmente con algunos pantalones deportivos.

Al menos, la caja incluye una manera alternativa de transporte, una correa integrada para llevarla en la muñeca, la mochila o el cinturón, muy resistente y recia, aunque no se puede quitar; JBL se ha asegurado de ello metiendo un adorno de plástico que mantiene la correa en su sitio.

Los mismos calificativos de resistencia los podemos aplicar al propio estuche, que tiene un tacto algo más áspero de lo habitual, comparado con otros estuches que son brillantes y han sido pulidos. No diría que es un tacto 'rugerizado', pero es el escalón inferior a eso. La bisagra también se nota resistente y ofrece una sensación agradable al abrirla y cerrarla, aunque su durabilidad sólo se puede atestar después de meses de uso.

Una luz blanca frontal indica el nivel de carga, y en la trasera tenemos la conexión USB-C de carga, con carga rápida que obtiene una hora de reproducción sólo conectándolo durante 10 minutos. Además, el estuche cuenta con carga inalámbrica compatible con Qi, por lo que lo podemos usar en la mayoría de los cargadores del mercado.

Buena cancelación de ruido

JBL ha integrado sus tecnologías de cancelación activa de ruido en estos Reflect Flow PRO, y el resultado es tan bueno como con el resto de las modelos, ayudada por el uso de un micrófono específicamente para la supresión de viento y ruidos externos en cada auricular.

Los algoritmos de JBL son capaces de tapar la mayoría de los ruidos repetitivos, como los de un gimnasio o, simplemente, el de un ventilador funcionando a tope este verano. Les cuesta un poco más tapar ruidos inesperados, como los de una calle bulliciosa, pero ofrecen un aislamiento más que adecuado para que no tengamos que pensar en esas cosas.

Y si queremos, sólo con un toque podemos volver a escuchar al mundo exterior, gracias a la funcionalidad de Ambient Aware, que reproduce los sonidos externos por los auriculares. Más llamativo es TalkThru, que nos permite hablar con otra persona sin tener que quitarnos los auriculares. El uso de tecnologías inteligentes se completa con la compatibilidad con Google Assistant y Alexa, que podemos activar directamente desde los auriculares.

Sobre el sonido, la verdad es que no esperaba mucho con unos 'drivers' de sólo 6,8 mm, pequeños comparados con otros modelos de JBL; la verdad es que el tratamiento de los graves me ha sorprendido, por lo potentes que son.

Si te gusta sentir el impacto de la música electrónica y los bajos mientras te ejercitas, estos son tus auriculares; es como descubrir una nueva dimensión compuesta por golpes en tu cráneo. En cambio, si buscas un sonido más equilibrado, aquí no lo encontrarás, aunque al menos puedes usar la app para variarlo a tu gusto con el ecualizador integrado.

Aunque la claridad de sonido es buena, semejante potencia en los graves puede hacer que el resto de las frecuencias se vean afectadas, y así ha sido mi experiencia; he notado como si parte de las canciones se 'perdiesen' entre la potencia de los 'golpes'. Ahora bien, esto es genial en música electrónica, y especialmente, en esas canciones que te ayudan a motivarte para trabajar o ejercitar.

Buena opción para deportistas

Los JBl Reflect Flow PRO están en lo más alto de las opciones de auriculares para hacer deporte o ejercicio, aunque no estén faltos de problemas. No me esperaba el tratamiento del sonido, después de haber escuchado otros auriculares de JBL; aunque no es un problema de calidad ni mucho menos.

Sospecho que en JBL querían crear un sonido más energizante, que nos motive y nos permita aislarnos completamente del mundo exterior; y si esa era la misión, puedo decir que la han cumplido. La guinda es la cancelación activa de ruido, que funciona muy bien.

También han conseguido unos auriculares que se notan resistentes y capaces de aguantar lo que le echemos; el estuche de carga es especialmente llamativo en ese sentido, aunque hayan tenido que hacerlo tan grande a cambio.

Resumiendo, estamos ante unos buenos auriculares para deportistas, o simplemente personas a las que les guste hacer ejercicio con música. Los JBL Reflect Flow PRO estarán disponibles por 179,99 euros a lo largo del mes de septiembre en la página de JBL.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin