Tecnología

Microsoft se rinde y Windows 11 se podrá instalar en ordenadores viejos

  • Windows 11 tiene duros requisitos, pero podrán ignorarse
  • Microsoft no dará soporte a estos usuarios

Windows 11 permitirá la instalación en equipos que no cumplan con todos los requisitos, pero a cambio Microsoft se desentiende de su soporte.

Las horas posteriores a la presentación de Windows 11 fueron algunas de las más confusas de la historia de Microsoft, y eso ya es decir. La herramienta que la compañía lanzó para comprobar la compatibilidad del nuevo sistema marcaba muchos ordenadores como incompatibles, aunque superasen con creces los requisitos mínimos (procesador de doble núcleo a 1 GHz).

El culpable es TMP 2.0, una tecnología que será obligatoria con Windows 11, pero que muchos sistemas modernos no tienen (o no la han activado). El lío es tan grande que ni la propia Microsoft sabía qué ordenadores iban a ser compatibles con Windows 11, pero prometió mirarlo más detenidamente, y este fin de semana se han revelado algunos cambios.

El mayor es que Windows 11 ahora se podrá instalar en ordenadores no soportados, sin importar si no tienen TPM 2.0, o si no alcanzan los requisitos mínimos. Por lo tanto, en teoría podremos instalar Windows 11 en cualquier parte; ya hay aficionados que han conseguido instalar Windows 11 en un móvil, así que no es que no haya demanda. Si realmente queremos dar el salto al nuevo sistema, podremos hacerlo, incluso si no tenemos un procesador lo suficientemente potente; pero con un gran aviso: Microsoft nos abandonará.

Microsoft no ofrecerá soporte a las instalaciones de Windows 11 en ordenadores no soportados. ¿Qué significa esto? Sólo Microsoft lo sabe (o no). En declaraciones a The Verge, la compañía llega a insinuar que estas instalaciones no recibirán actualizaciones de sistema, pero, como muchas otras cosas, la decisión no parece final.

En ese caso, eso significaría que instalar Windows 11 en un ordenador viejo puede suponer perder las actualizaciones de seguridad y tener que usar un sistema inseguro; pero no hay nada realmente oficial al respecto. Microsoft permitirá descargar la ISO de Windows 11 a cualquiera, con un 'guiño' y un 'codazo', pero no lo recomendará a nadie. Parece que Microsoft quiere dejar esa opción para usuarios entusiastas, dispuestos experimentar con sus sistemas y aceptar las consecuencias, y para empresas que quieran probar Windows 11 antes de actualizar todos sus sistemas.

Para el usuario medio, la situación no ha cambiado mucho. Si quieres actualizar a Windows 11 y el programa te dice que no es compatible, no deberías intentarlo; corres el riesgo de perder actualizaciones importantes. Pero si no te importa 'cacharrear' y aceptar los riesgos, Microsoft acaba de abrir la puerta a ello.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin