Tecnología

Ikea lanza un altavoz 'bluetooth' para el cinturón y un 'kit' de fiesta portátil

  • La cadena sueca refuerza su apuesta por los productos de sonido
  • El diseño lo firma el colectivo creativo Teenage Engineering
  • El distribuidor propone llevar la fiesta a cualquier sitio
Altavoz de Teenage Engineering con clip para el cinturón

Ikea clavó su mirada hace más de dos años en un grupo de jóvenes diseñadores que prometían transgredir ciertas normas de diseño y funcionalidad en los dispositivos de audio.Se trataba del colectivo sueco Teenage Engineering, con sede en Estocolmo, cuya colección Frekvens (que podría traducirse como frecuencia) llega hoy a los estantes del distribuidor nórdico, inicialmente en los Estados Unidos.

Según proclama Ikea, "¡Es hora de que empiece la fiesta! Tras un emocionante viaje de diseño, IKEA y Teenage Engineering presentan el resultado de su colaboración: FREKVENS, una colección de música portátil perfecta para las juergas espontáneas".

Entre los productos que prometen causar sensación sobresale un altavoz 'bluetooth' para 'llevar la música colgando' con la ayuda de un clip del cinturón (19,99 dólares). A simple vista podría parecer un walkie-talkie del tamaño de un paquete de cigarros, sin especiales aditamentos en favor de su simplicidad y funcionalidad.

La familia de audio se completa con varios altavoces (69,99 dólares), un combo de 'subwoofer' (149 dólares) y un juego de luces para ofrecer divertidas experiencias en las fiestas caseras. Todo ello se complementa y enriquece, como si fueran piezas de Lego, con productos de audio y de iluminación que pueden conectarse entre sí de buena calidad y una puesta en escena especialmente desenfadada. La jugada se completa con 'caja de mezclas' de bolsillo para el disfrute pleno de los amigos de la música electrónica.

Con todo lo anterior, Ikea promociona ahora estos artículos en sus establecimientos estadounidenses con el sugerente reclamo de "organiza tu próxima fiesta en un abrir y cerrar de ojos y llévalo a cualquier lugar que desees". Michael Nikolic, líder creativo de la colección describe su trabajo como "una colección lúdica que se puede ampliar o reducir fácilmente para adaptarse a sus necesidades. Además de tener un aspecto especialmente bonito, suena genial, así que es definitivamente la razón perfecta para hacer una fiesta".

Teenage Engineering explica en su página web que Frekvens "incluye productos de luz y sonido con Bluetooth que se complementan con una gama de artículos que facilitan aún más la celebración de una fiesta improvisada".

Jesper Kouthoofd, fundador de Teenage Engineering, resume a The Verge su particular visión del negocio: "Lo que preguntamos es 'por qué tienes que esconder los altavoces'. Son muebles por derecho propio". Los sonidos no deben ser escondidos. Así que cuando empiezas a construir un sistema modular y añades frentes y accesorios, es una forma más divertida de pensar en el sonido".

Estado de ánimo

El colectivo creativo Teenage Engineering está formado por diseñadores, ingenieros y programadores informáticos "que comparten el amor por el diseño, por construir cosas y hacer música, con la misión de crear las cosas que creen que faltan en el mundo", según explican fuentes de Ikea. La misma multinacional justifica que, "al igual que la luz, el sonido es un potenciador del estado de ánimo y la atmósfera que desempeña un papel crucial en la mejora de la vida de las personas en el hogar. Y eso es lo que hacemos". Con anterioridad, Ikea ya exploró las posibilidades de los productos de sonido con una gama de altavoces bluetooth diseñados por Sono, denominados Symfonisk.

Ahora bien, los vecinos de los fans de estos productos tendrán motivos de preocupación según prospere y se multiplique la familia Frekvens, con decibelios crecientes que invitan a convertir el salón en pista de baile, sin más pinchadiscos que el titular de una cuenta de Spotify y Tidal, por ejemplo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0