Tecnología

Comprueba el descuento real de una oferta durante el Black Friday 2019

Ha llegado la semana del Black Friday. Un momento en el que las ofertas se suceden hasta más allá del Cyber Monday e internet se inunda de descuentos y chollos en casi cualquier rincón. Sin embargo, no todas las rebajas son tan buenas como parecen. | Black Friday en El Corte Inglés, Amazon o Media Markt: consulte las ofertas que realizan todas las marcas.

Desde la Organización de consumidores y usuarios (OCU) se advierten que desde hace varios años realizan un seguimiento especial a esta campaña de precios para conocer su evolución. Una monitorización de precio que ha servido para comprobar que, "en conjunto, las anunciadas promociones del Black Friday no son para tanto".

Entonces, ¿cómo separar el polvo de la paja y encontrar el verdadero chollo en este Black Friday? Existen una serie de herramientas y aplicaciones para comprobar y comparar si el precio que se muestra durante estas jornadas está realmente rebajado y si su descuento merece la pena.

Verificador de ofertas

Esta herramienta desarrollada por Minderest, analiza más de 30 millones de productos a lo largo de 500 webs en España, lo que le permite devolver el histórico de precios de un producto en los últimos seis meses.

El funcionamiento de esta herramienta es extremadamente sencillo y gratuito. La web dispone de un buscador en el que el usuario solo tendrá que introducir la url del producto que se quiera comprar y la herramienta devuelve el histórico de precios en medio año. Se indica, además, cuál ha sido su precio mínimo, máximo y medio. De esta manera, el usuario tiene la posibilidad de verificar si el producto que tiene intención de adquirir dispone de una buena oferta. 

Ratón razer en Verificador de ofertas.

CamelCamelCamel

Es una de las referencias en el sector. Este rastreador de precios está centrado en Amazon y permite tener avisos de bajada de precios, disponer de gráficas del historial de precios e incluso instalar extensiones en el navegador para no perder nunca de vista una oferta.

El funcionamiento es similar al anterior, bastará con introducir una URL en el buscador para comprobar la evolución del precio de un producto. Además, hace un listado de las mejores bajadas diarias y semanales con una clasificación por categorías.

Keepa

Esta solución es parecida a la anterior y se centra en Amazon y eBay. Dispondremos de un escaparate con las principales ofertas con mayor descuento, donde se podrán establecer criterios de restricción de categorías. Al igual que en CamelCamelCamel, el usuario tendrá gráficos de historial de precios, avisos de bajadas de precios, seguimiento de productos internacionales de Amazon, así como un buscador donde introducir el producto y ver cómo ha variado -o no- el precio.

Altavoz Sonos Move en Keepa.

Chollómetro

Más allá de las herramientas automatizadas, esta alternativa se basa en el poder de la comunidad de usuarios para mostrar las mejores ofertas. Aquí el componente humano es clave y puede servir más para descubrir gangas. Es una red social de ofertas en la que los usuarios pueden encontrar los mejores chollos publicarlos, votarlos y comentarlos. 

El poder de la comunidad provoca que las ofertas que se publican, por lo general, ya hayan pasado el filtro de la verificación, aunque éstas son compatibles con el proceso de respaldo con el resto de alternativas comentadas más arriba.

Idealo

El comparador de precios ofrece en su web un especial Black Friday en el que además de estar destacados los productos con descuento, se puede acceder a un histórico de hasta un año para ver la evolución de éstos.

Además, a través de su aplicación, se podrá escanear el código de barra de los productos para comparar de manera eficaz el precio en distintas tiendas online en España y en varios países de Europa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.