Tecnología

DJI presenta el Mavic Mini, su dron plegable más pequeño y ligero

  • Con un peso de 249 gramos puede sortear numerosas limitaciones legales

DJI ha presentado el Mavic Mini, la nueva versión de su dron plegable que es más ligero y pequeño que nunca. Cuenta con un peso de 249 gramos y plegado tiene unas dimensiones de 140 mm de largo, 82 mm de ancho y 57 mm de alto, un pequeño tamaño que se combina con un gran potencial ya que incorpora funciones profesionales a su dron más ligero.

Los 249 gramos no son casuales. Con este peso, el nuevo dron de DJI consigue evitar tanto la normativa europea como la norteamericana que obliga a las dueños de las aeronaves a identificarlas para poder volarlos aunque su uso sea recreativo.

Asimismo, gracias a este peso el nuevo Mavic Mini podrá volar sobre aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos o lugares habitados o de reuniones de personas al aire libre, siempre que no superen los 20 metros de altura, según recoge la legislación española. Eso sí, DJI insiste en que en cualquier caso "cabe recordar que los pilotos siempre deben comprender y obedecer la normativa local".

Más allá del tamaño, el DJI Mavic Mini es todo potencia, incorpora funciones avanzadas de grabación, una cámara capaz de grabar vídeo de alta resolución así como refuerza su diseño con opciones de personalización. 

El Mavic Mini ofrece permite capturar vídeos de 2.7K a 30 fps, en 1080p a 60 fps, o fotografías a 12 megapíxeles gracias a un sensor de 1/2.3 pulgadas. Asimismo, proporciona tomas fluidas y sin saltos gracias a un  estabilizador motorizado en tres ejes.

Su aplicación, clave

Tan importante como la capacidad de vuelo y grabación, el Mavic Mini se empareja con la nueva aplicación DJI Fly que simplifica la experiencia de vuelo y la captura de contenido, en la que hay tutoriales, plantillas de edición preestablecidas y métodos de vuelo.

Los pilotos novatos podrán usar el modo Posición (con un funcionamiento básico), mientras que los más experimentados podrán activar el modo Sport. Asimismo, se han activado los modos CineSmooth (alarga el tiempo de frenado para lograr escenas más fluidas); Cohete (asciende en vertical con la cámara apuntando hacia abajo); Órbita (traza un círculo completo alrededor del sujeto a una altura y distancia constantes); Dronie (vuela hacia arriba y hacia atrás, con la cámara siguiendo al objetivo); Espiral (traza una espiral ascendente alrededor de su objetivo mientras se aleja volando) y Timelapse.

Accesorios

Otro de los puntos en los que DJI se ha centrado en el Mavic Mini ha sido en la cantidad de accesorios con los que llega, siendo la estación de carga iluminada el más llamativo de todos.

Este estación recuerda a la rosa de La Bella y la Bestia, podremos cargar el Mavic Mini verticalmente en una estación iluminada con forma de urna transparente. Otra posibilidad de recarga es su centro de carga bidireccional, que tiene capacidad para tres baterías en secuencia, aunque también se puede usar para cargar dispositivos externos como smartphones.

Para las hélices se ha presentado un protector 360 grados, para volar con mayor seguridad, así como un sistema de sujeción para viajar más fácilmente. Pensando en viajar también se ha lanzado una mochila de viaje que se adapta al tamaño del dron.

Más pintoresco son el kit creativo DIY y el adaptador de accesorios, dos posibilidades que permiten darle un toque personal al Mavic Mini. El usuario podrá personalizar el dron con pegatinas o dibujos propios; así como podrán montar un adaptador para bloques de construcción o una pequeña pantalla LED sobre el dron, con lo que podrá escribir mensajes personalizados.

Precio y disponibilidad

Con respecto a su disponibilidad y precio, el Mavic Mini está disponible desde hoy en preventa en dos versiones. Una estándar que incluye el dron, un control remoto, una batería, hélices de repuesto y todas las herramientas necesarias por 399 euros. Mientras que por 100 euros más se suma un protector para hélices, el centro de carga bidireccional, dos baterías extra, tres juegos de hélices de repuesto y un estuche.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.