Tecnología

Google desvela una de las características estrella del Pixel 4: se podrá controlar por gestos sin tocar el teléfono

El Pixel 4 es uno de los teléfonos más esperados de lo que queda de año. El smartphone de Google se enfrentará al Galaxy Note 10, al iPhone 11 o al Huawei Mate 30, sin embargo, la compañía está desvelando ya algunas de las características que equipará el terminal.

Después de filtrar cómo sería su diseño, la compañía ha anunciado que incorporará un sensor Soli en la parte frontal que permitirá detectar movimientos del usuario con los que se podrá manejar el smartphone sin necesidad de tocarlo.

De este modo, se podrán cancelar llamadas, subir el volumen, lanzar el asistente o pasar canciones simplemente haciendo una serie de gestos cerca del teléfono, ya que éste podrá detectarnos.

Más allá de la interacción del usuario con el smartphone, Google explica que esta tecnología también permitirá implantar reconocimiento facial en el Pixel 4, con lo que el desbloqueo será mucho más rápido y seguro.

"Cuando coja el Pixel 4, Soli activa proactivamente los sensores de desbloqueo facial, entendiendo que es posible que desee desbloquear su teléfono. Si los sensores y algoritmos de desbloqueo facial le reconocen, el teléfono se desbloqueará cuando lo levante, todo en un único movimiento", explica la compañía.

Aunque FaceID de Apple ha marcado de tendencia en el sector, Google explica que lleva trabajando en el desarrollo de tecnología con Soli durante los últimos cinco años a través de un equipo especializado.

Cabe esperar que más allá de las innovaciones que incorpore el Pixel 4 a nivel de hardware, como sucede en el Pixel 3, el verdadero elemento diferencial se encuentre en la las funcionalidades extra gracias a la optimización del sistema operativo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.