Tecnología

Google e Intel presionan a Trump para que defina la situación de Huawei en EEUU

Los directivos de siete gigantes tecnológicos, entre ellos Google e Intel, pidieron este lunes al presidente estadounidense, Donald Trump, que tome una decisión pronto sobre la actividad comercial de la compañía china Huawei en EEUU, según ha informado la propia Casa Blanca en un comunicado.

El mandatario se reunió el lunes por la tarde en la Casa Blanca con los directivos de siete gigantes tecnológicos (Google, Intel, Cisco, Qualcomm, Micron, Broadcom y Western Digital) con el objetivo de abordar el veto que Washington impuso en mayo a Huawei para restringir su actividad comercial en EEUU.

En esa reunión, según la Casa Blanca, los líderes de las compañías tecnológicas pidieron a Trump que el Departamento de Comercio y del Tesoro de EEUU, que han incluido a Huawei en una lista negra, decida "de manera oportuna" sobre las restricciones que pesan sobre la compañía china. En respuesta, Trump estuvo "de acuerdo" con las peticiones de los empresarios, según el comunicado de la Casa Blanca.

Tras la promesa del G20

La reunión se produjo en un momento en el que las empresas tecnológicas están presionando a la Administración estadounidense para que Trump cumpla con la promesa que formuló en la cumbre del G20 y permita a Huawei la venta de chips y otros pequeños componentes a empresas estadounidenses.

En mayo, EEUU prohibió a Huawei vender sus equipos de telecomunicaciones a firmas estadounidenses por sospechar que la compañía china pudiera aprovechar esos sistemas para el espionaje. Esa prohibición ha impedido a gigantes tecnológicos de EEUU hacer negocios con Huawei.

De hecho, Google ha sido una de las grandes afectadas al tener que dejar de prestar asistencia a Huawei en temas de software; de manera que, si el veto de Trump continúa, los nuevos dispositivos de Huawei no podrán acceder a Google y tampoco usar las aplicaciones desarrolladas por la empresa estadounidense, como Google Play Store.

En la reciente cumbre del G20, en junio, Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron una nueva tregua en su guerra comercial, por la que Washington frenó la imposición de nuevos aranceles a China y accedió a permitir que Huawei vendiera pequeños componentes, como chips, a empresas estadounidenses. Sin embargo, hasta ahora, esa promesa no se ha materializado y existe una gran confusión entre quienes usan dispositivos Huawei.

Este mes, el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, dijo en una rueda de prensa que solo permitirá la actividad comercial de Huawei cuando no suponga una "amenaza" para la seguridad del país.

En la práctica, eso significa que Washington podría permitir a Huawei solo comercializar tecnologías básicas, como semiconductores antiguos, un material muy presente en el mercado y que se aleja del exclusivo desarrollo tecnológico al que quieren acceder gigantes como Google.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0