Sanidad

Fernando Simón asume errores: el primer confinamiento fue demasiado estricto

  • Fernando Simón ha hablado con la Escuela Andaluza de Salud Pública
  • Ha explicado errores y aspectos a mejorar para el futuro
  • Así, ha alentado a la producción de mascarillas desde España
Mujer durante el primer confinamiento en Madrid. Foto: Reuters
Madrid

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES), ha compartido en entrevista, concedida a Joan March, de la Escuela Andaluza de Salud Pública; cuáles han sido los errores de la gestión de la pandemia y qué aspectos se deben trabajar para estar mejor preparados frente a crisis sanitarias como esta.

Errores: confinar de otra forma, comunicar mejor

A pesar de que en los últimos meses el país ha seguido registrando confinamientos y restricciones a la movilidad, ninguno de ellos se ha asemejado al primero. Fernando Simón ha explicado que al confinamiento domiciliario que comenzó en el mes de marzo se llegó porque había muchas incógnitas sobre qué medidas iban a servir y cuáles no. Sin embargo, ha confesado que con la experiencia adquirida en los últimos meses no se hubiera decretado una restricción a la movilidad tan estricta: "Que alguien salga de su casa solo, no entraña un riesgo para nadie, pero en el confinamiento había mucha presión porque eso no se permitiera", explica.

El otro de los errores que ha asumido Fernando Simón en la entrevista es sobre el papel comunicativo que ha desempeñado. Sobre todo, ha puesto el foco en en lo que se dijo sobre el peligro del verano y la Navidad, los dos momentos que provocaron la segunda y tercera. El epidemiólogo ha asumido que no consiguieron dar los mensajes adecuados: "Podríamos haber concienciado más a la gente de que no se tomaran a broma lo de que si alguien tiene síntomas se tiene que quedar en casa. Eso era clave". Y sobre el caso concreto de la Navidad ha dicho: "La gente percibió que podía juntarse con sus amigos y entre eso, la fatiga y que no lo comunicamos correctamente bien, pues pasó lo que pasó"

Aspectos a mejorar: producir mascarillas en España y mejorar la Atención Primaria

La falta de acceso a mascarillas y otro tipo de material sanitario fue uno de los problemas más importantes del inicio de la pandemia. Así, Fernando Simón señala que España a partir de ahora debería tener más stock de mascarillas para afrontar emergencias sanitarias como esta. Además, también ha destacado el hecho que no se puede permitir que el único proveedor de cubrebocas sea China: "No quiere decir que tengamos que fabricar mascarillas todos los días en España, pero no podemos permitir que el único país que fabrica, que puede fabricar y que sabe fabricar mascarillas en el mundo sea China".

El otro de los aspectos clave que debe mejorar España para estar mejor preparados para una crisis como esta es, según el director del CAES, mejorar la Atención Primaria del país porque "no estaba bien dimensionado en cuanto a profesionales".  Igualmente, ha asegurado que se falló en el sistema de vigilancia. "Llevamos en el Ministerio ya bastantes años intentando implementar la Ley General de Salud Pública de 2011 y uno de los aspectos clave es la Red de Vigilancia en Salud Pública, teníamos que haber conseguido una red de vigilancia con todos esos sistemas de información y teníamos que haberlo conseguido ya".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.