Salud Bienestar

La infusión que alivia el estrés, combate la ansiedad y ayuda a dormir

Taza de té de lavanda. Firma: iStock

Las infusiones de plantas y hierbas aportan muchos beneficios para nuestro cuerpo, siendo fáciles de preparar. Una de las más conocidas es la lavanda, reconocida por su forma, color y aroma. Aunque se usa bastante en perfumería y cosmética, se pueden hacer infusiones.

Esta planta aporta varios beneficios al organismo. Una de ellas es aliviar el estrés, esto se debe a los taninos, aceite de alcanfor y los flavonoides que posee la lavanda. Ayuda a combatir la ansiedad, ya que los aceites esenciales tomado en bebida, ejerce un efecto calmante sobre la mente y las emociones.

Puede ser usada para combatir el insomnio gracias a su poder sedante por eso se recomienda tomar esta infusión antes de dormir. Las propiedades de la lavanda ayudan a hacer mejor la digestión y a gestionar problemas intestinales por nervios o estrés. Esta puede evitar problemas gastrointestinales.

La infusión de lavanda gracias a sus propiedades analgésicas, ayudan a aliviar el dolor de cabeza, la tensión muscular y demás dolor del cuerpo. Y por sus propiedades antiinflamatorias, reducen la inflamación y el enrojecimiento en la piel.

Para preparar esta infusión, se calienta el agua, cuando haya hervido, se le echa varias flores secas de lavanda y se deja reposar dos o tres minutos antes de beberla ya sea fría o caliente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud