Salud Bienestar

Cómo prevenir la osteoporosis de manera natural

Lesión en los huesos del codo. Firma: iStock

La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos, volviéndolos frágiles y propensos a fracturarse. Genera dolor crónico, reducción de la movilidad y peor calidad de vida. Está causada por factores genéticos, hormonales y ambientales. A raíz de esto último, se ha descubierto que vivir en áreas frondosas cerca de jardines, parques y espacios verdes puede aumentar la densidad ósea y reducir el riesgo de osteoporosis.

Así lo afirma un trabajo de la Central South University de China. Los niveles más bajos de contaminación del aire en los espacios verdes son un factor que contribuye significativamente a las asociaciones encontradas. Sobre la enfermedad, los investigadores apuntan a que su prevalencia global, al ser un problema de salud importante en todo el mundo, incrementará con el rápido envejecimiento de la población y los cambios en el estilo de vida.

Al poder los factores ambientales una causa de la osteoporosis, la exposición a espacios verdes se ha vinculado con menores riesgos de mala salud. Para estudiarlo más, los investigadores analizaron datos conservados en el Biobanco del Reino Unido sobre 391.298 personas con una edad promedio de 56 años, siendo el 53% mujeres.

Tenían información registrada sobre su densidad mineral ósea y factores potencialmente influyentes, incluido el origen étnico, el ingreso familiar anual, el nivel educativo, situación laboral, zona residencial, consumo de alcohol, niveles de actividad física, tabaquismo y la dieta.

El riesgo genético de osteoporosis se calculó usando una puntuación de riesgo poligénico llamada índice de vegetación de diferencia normalizada (NDVI), basada en imágenes de satélite que se usaron para saber la cantidad de espacio verde en su zona residencial.

Analizaron los efectos a largo plazo sobre la salud humana de la exposición a la contaminación del aire en Europa. Cada participante fue monitoreado hasta el diagnóstico de osteoporosis, muerte o el 31 de marzo de 2021, lo que llegase primero. Fue un seguimiento de 12 años, surgieron nuevos casos de esta enfermedad en 9.307 personas. Los más propensos eran los mayores, mujeres, fumadores y jubilados.

La exposición a la contaminación del aire puede provocar estrés oxidativo, inflamación y alteración de las hormonas

Las personas con un nivel educativo bajo y estar en mayor desventaja económica también eran más propensos a padecer osteoporosis. En cambio, surgió un vínculo constante entre la cantidad de espacios verdes y nuevos casos de osteoporosis. Los autores estimaron el NDVI en pasos de unos 300 metros de vegetación residencial disponible en un rango de 300 a 1.500 metros. Con cada aumento del NDVI, encontraron un aumento en la densidad mineral ósea y un 5% menos de riesgo de desarrollar la enfermedad.

Estudios han demostrado que la exposición a la contaminación del aire puede provocar estrés oxidativo, inflamación y alteración de las hormonas, factores que aumentan el riesgo de osteoporosis. Por lo que las personas que viven en zonas más frondosas estarán expuestas a un riesgo menor ya que los árboles y plantas sirven de filtros naturales, eliminando los contaminantes del aire. Además, ser físicamente activo se relacionó con un menor riesgo de osteoporosis.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud