Retail

España es el país de Europa donde más cayó el consumo en 2021

  • Los consumidores españoles son los que más priorizan el precio en el continente
  • Los consejeros delegados de la alimentación alertan de que 2022 será peor que 2021

España es el país de Europa donde más cayó el consumo el año pasado. Según un estudio elaborado por la consultora McKinsey y la patronal Eucommerce, las ventas disminuyeron un 7,4% frente al 0,6% de promedio en Europa. Frente a lo que ha ocurrido aquí, Polonia registró un crecimiento del 3,2%; Italia del 2,3%; Países Bajos del 0,9% y Suecia, por ejemplo, del 0,4%. En Francia, Reino Unido o Portugal sí que hubo caídas, pero mucho menores a las del mercado español, del 2,2%; el 1% y el 0,1%.

La razón principal de esta merma radica a la recuperación de la hostelería y el consumo fuera del hogar y a que en 2020 se produjo un acaparamiento durante las primeras semanas de la pandemia, que se ha vuelto a repetir con la invasión rusa de Ucrania y el paro de los transportistas.

En conjunto, en 2021 las ventas en volumen se desplomaron un 8,3% en España, frente al 0,1% de caída solo de media Europa, aunque siguen aún por encima de los niveles precios al Covid-19. Ignacio Marco, socio senior de McKinsey alerta, además, que "de cara a 2022, según las encuestas con los consejeros delegados de 60 empresas de alimentación que hemos llevado a cabo, se espera que las condiciones de mercado empeoren".

Crecimiento del descuento

Y en ese entorno destaca especialmente el crecimiento de las tiendas de descuento. "El año pasado los retailers y los discounters online continuaron superando al mercado, con un aumento de los ingresos online del 8,8% en toda Europa en comparación con 2020".

María Miralles, socia senior también McKinsey, resalta de hecho pese a la caída de las ventas en el último año en las tiendas el crecimiento que se está produciendo del canal online. "Con respecto al canal online sin embargo, observamos un aumento de 3,3% de los ingresos el año pasado, siendo el único canal que experimenta crecimiento debido al cambio en los hábitos compra de los consumidores, muy beneficiado por la pandemia", asegura. La escalada de la inflación comienza además hacer estragos entre los consumidores españoles.

El 48% realiza sus compras atendiendo al precio de los productos y las ofertas y promociones de los mismos. Son cuatro puntos porcentuales más que en 2021 y seis por encima de Europa. Según McKinsey, este año se presenta con dos tendencias claras. Por un lado, la fuerte presión sobre los márgenes a raíz del aumento de los costes y la reducción del poder adquisitivo de los consumidores, con hogares buscando alternativas y promociones más baratas y una mayor sensibilidad al precio. Y, por el otro, una demanda polarizada, con consumidores con ingresos altos que mantienen el crecimiento en productos saludables, sostenibles y premium, mientras que los hogares con menor renta disponible se reduce el gasto.

Beatriz Rastrollo, socia junior de McKinsey y coautora del estudio asegura que "los retailers de alimentación se enfrentan al triple reto de incorporar perfiles con habilidades muy demandadas por muchas empresas como son las tecnológicas, digitales y analíticas; invertir en el modelo de aprendizaje del personal actual para que puedan desarrollar con éxito unos roles que van evolucionando día a día; y mejorar la retención del talento interno en un sector con alta rotación".

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Lo cual está relacionado con la renta disponible que es lo que nos queda después de pagar nuestros fabulosos impuestos. Disfrutad

Puntuación 4
#1
Ana
A Favor
En Contra

También es posible que la caída del consumo en España se deba a que la mayoría de los salarios son tan bajos que no pueden asumir el incremento de los precios.

Por cierto, la gestión del Sr. Sánchez está siendo un desastre, pero para los que constantemente dicen "disfruten de lo votado", ¿ creen que la gestión del PP sería mejor?

Cuando el Sr. Rajoy ganó las elecciones lo primero que hizo fue subir los impuestos e incrementar la deuda pública considerablemente. Estos son datos comprobables, no es algo opinable.

¡Con los políticos que tenemos no hay futuro!

Puntuación 4
#2
Aurelio
A Favor
En Contra

Estamos en la parte suave de la inflación. Esto acaba de empezar. Al gobierno socialista de momento le ayuda que la inflación le viene bien para recaudar mas impuestos puesto que cuando mas suben los precios el IVA soportado tiene como resultado mayor recaudación. Otra cosa será a final de año cuando por ley haya que subir las pensiones. Aunque harán la trampa de todos los años manejar el IPC para que la cuenta no salga tan onerosa. En cuanto los tipos suban y el BCE cambie su política entonces la deuda se disparará y alguien de Europa dirá que hay que apretarse el cinturón. El Estado/Gobierno no tiene margen y se le verán las costuras de un gasto público desmedido que lastrará el crecimiento y no pondrá al borde del desahucio otra vez. Otra vez con otro Zapatero que dejó a Rajoy un panorama desolador. El PSOE ahora podemizado solo deja miseria con sus patadas a seguir!

Puntuación 0
#3
Pascual
A Favor
En Contra

Se confirma cada día aquello de "tiempo de rojos, tiempo de piojos".

Puntuación 0
#4
Hurl
A Favor
En Contra

Es normal que cayese la compra de alimentos en 2021. En este país hay muchísimos restaurantes y hoteles que el año pasado funcionaron a medio gas y sin mucho turismo, con lo que el consumo de alimentos y bebidas es normalísimo que se desplomase.

Puntuación 1
#5