Retail

Los tenderos de los pueblos se convierten en repartidores de Amazon

  • Los propietarios de negocios rurales podrán obtener unos ingresos extra
  • Se pretende impulsar la economía de la España vaciada
  • Además, todos los productos de Amazon estarán disponible en los pueblos

Amazon está ofreciendo a los propietarios de comercios rurales la posibilidad de convertirse en distribuidores suyos con el fin de que puedan obtener unos ingresos extra y posibilitar que sus productos lleguen hasta el último rincón de la España vaciada.

Amazon ha lanzado una iniciativa de colaboración con propietarios de comercios locales para contribuir al desarrollo económico y social del medio rural. A tal fin, ofrecerá la oportunidad de que los tenderos de los pueblos, muchos de ellos ubicados en la España vaciada, repartan los pedidos de Amazon en sus pueblos y obtenga, de este modo, unos ingresos extra.

Además, con este programa, "nuevas oportunidades para la España rural", todos los productos de Amazon estarán disponibles en los más de 3.400 municipios del país en riesgo de despoblación, con lo que, según la compañía. "se acelerará la actividad económica del mundo rural".

En Amazon recuerdan que un 20% de la población en España vive en el 90% del territorio. Es la España rural, en la que se estima que en 2050 solo una de cada diez personas vivirá fuera de las ciudades.

"Frente a estos datos y con una población con menor acceso a servicios, Amazon ofrece una nueva línea de negocio a comercios locales, además de acercar el servicio a la población más envejecida", explican desde la compañía.

Ana Gallardo, Ascensión Nieto y Francisco Barona, son algunos de los colaboradores en este programa que reparten paquetes de Amazon a sus vecinos, compaginando sus respectivos trabajos y dando un impulso económico a sus negocios. Todos ellos han emprendido en su pueblo natal.

La colabora Ascensión Nieto, explica que "distribuir y repartir pedidos de Amazon nos está ayudando económicamente, porque después del confinamiento la recuperación ha sido muy lenta".

Ascensión, nació en Casanueva, una localidad de Granada de poco menos de 1.500 habitantes, donde tiene una floristería, CensiFlor. "Nosotros hacemos una entrega personalizada, sabemos quien madruga, quien lleva la niña al cole...", dice Ascensión, que dice que "entregar flores es muy agradecido y parecido a entregar paquetes de Amazon, todo el mundo está muy contento de recibirlos".

Otra nueva repartidora de Amazon, Ana Gallardo, refiere que "como mujer estoy muy contenta de que Amazon haya apostado por mí, por mi pueblo y por mi comercio". Para Ana, que regenta la papelería y agencia de viajes El Detallito, en el pueblo sevillano de Los Corrales, su día a día a cambiado mucho. "Hace 22 años que soy autónoma en un pueblo de 4.000 habitantes. Antes me pasaba todo el día encerrada en la tienda y ahora las tardes la dedico a repartir y a redescubrir los rincones de Los Corrales y reencontrarme con mis vecinos".

Por su parte, para Francisco Barona "colaborar con Amazon nos ha ayudado a que más gente conozca el restaurante". Francisco es propietario junto con su padre del restaurante El Olivo, ubicado en el pueblo cordobés de Luque, de unos 3.000 habitantes. "Mi hermano trabaja en un centro logístico de Amazon en Sevilla y cuando me contó la posibilidad de convertirnos en repartidores de los pedidos de Amazon pensamos que sería un impulso para nuestro negocio familiar", relata.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin