Retail

Las grandes marcas de alimentación e higiene dan vida a la España rural

  • El 30% de las plantas de marcas del fabricante se ubican en zonas rurales
  • Estas empresas dan empleo a 75.000 personas
  • Coinciden en la necesidad de dignificar el medio rural

El 30% de las plantas de las grandes marcas de gran consumo se ubican en poblaciones con menos de 10.000 habitantes, un porcentaje que sube hasta el 40% si hablamos de localidades de 20.000, y dan empleo a 75.000 personas.

Lo ha revelado Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, la asociación que agrupa a las marcas líderes de alimentación, bebidas, perfumería y droguería de España, durante la celebración de la II Jornada Impulso de las Marcas por la España Vaciada, celebrada en Madrid.

Larracoechea destacó la apuesta de las marcas del fabricante por la denominada España vaciada, las cuales, gracias sus presencia e inversión, evitan que el abandono rural se agrave, En este sentido, recordó que las marcas representan el 7,4% del PIB, dan empleo a 1.147 personas, exportan por valor de 30.000 millones de euros y pagan 6.600 millones de euros en impuestos.

Durante la jornada, Begoña García Bernal, consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura, subrayó la importancia de que la gente que viven en el medio rural "disfrute de los mismos derechos que la gente de las ciudades, para lo cual, deben de tener un proyecto de vida" que pase por tener un empleo, sobre todo en lo tocante a mujeres jóvenes, "que somos las que fijamos población porque tenemos hijos".

García Bernal, que huye de la expresión España vaciada, apunta que para "que la generación más preparada de nuestra historia en Extremadura no tenga que irse", es necesario impulsar servicios como, por ejemplo, centros de salud.

Para evitar la situación descrita, la política extremeña, añadió que, "son las empresas quienes tienen la receta para cambiar la realidad. No puede ser que el 80% de la población viva en el 20% del territorio". Finalmente advirtió que, sin población en las zonas rurales, se abandonan los bosques con el riesgo, por ejemplo, de que proliferen los incendios.

La jornada se concretó en una mesa redonda en la que intervinieron algunas de las empresas líderes en gran consumo con notable presencia en la España rural. Así, Javier Roza, director general de Mantequerías Arias, ahondó que en que la "vinculación de su empresa con la materia prima", con cuatro fábricas en entornos rurales, crea un impacto en el empleo, tanto de forma directa como indirecta, al tiempo que resaltó la importancia de "dignificar la vida de la gente que vive en las zonas rurales", como los ganaderos, "con unas condiciones económicas viables".

Mejorar el entorno rural

Para Vanessa Prats, vicepresidenta y directora general de P&G, con marcas con marcas como Gillette, Ariel, o Fairy, y seis fábricas en zonas poco pobladas, "no es posible mejorar la vida de los consumidores sino mejoras las condiciones de las personas que viven en los pueblos".

Recordó que una de sus marcas Dodot, cuyos productos se hacen en España, exporta a países de toda Europa, y avanzó que van a instalar el primer hub de tecnología eólica de Europa, concretamente en Valladolid.

Por su parte, Fabrice Ducceschi, director general de Adam Foods, propietaria de marcas como Cuétara. Artiach, La Piara o Aneto, se refirió a que están viviendo un entorno "retador", cuando no "hostil", en el sentido de "la distribución de surtido corto se niega a introducir nuestras innovaciones", mientras que el gobierno "grava nuestros productos con impuestos o limita nuestra publicidad criminalizando nuestro productos", en clara referencia a la subida de impuestos relacionados con el azúcar o la nueva ley de publicidad que limita la exposición a determinados alimentos de público infantil o adolescente.

Finalmente, Amparo Lobato, responsable de Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas de Kellogg, puso como ejemplo, que su compañía, gracias al programa Origins, ha conseguido mejorar la producción, y por tanto la calidad de vida, de los agricultores del Delta del Ebro. "Empezamos con 16 en 2013 y ahora somos 70", dijo. Recordó que gracias a este programa se ha recuperado el 30% del arrozal del Delta y que la producción de sus asociados es un 15% superior a la del resto.

La jornada la clausuró Alfredo González Gómez, secretario de Estado de Política Territorial. En su opinión, "el crecimiento económico debe contribuir a la cohesión territorial, donde la industria alimentaria juega un papel fundamental". González Gómez explicó las líneas maestras del "Plan de Cohesión Territorial del País", al que se van a destinar 9.000 millones de euros, con el fin de recuperar la España vaciada.

Este plan contempla actuaciones como la inversión en infraestructuras de trasporte, la extensión de la banda ancha, el impulso de las redes 5G, el impulso de la Formación Profesional o de las energías limpias.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin