Retail - Consumo

El dueño de Burger King en España mejora su resultado operativo un 47%, que alcanza los 255 millones

Restaurante tipo chalé de Burger King.

Restaurant Brands Iberia, dueño de los derechos de explotación en España y Portugal de marcas como Burger King, Popeyes y Tim Hortons, cerró el año pasado con unas ventas en restaurantes propios de 1.120 millones de euros (+35%) y de 1.711 millones (17%) si se suman los locales franquiciados.

Este buen comportamiento llevó a la compañía española a cerrar 2023 con un ebitda de 255 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 47,4% respecto al año anterior y una mejora del margen sobre ventas de casi dos puntos, pasando del 20,9% al 22,8%. Sin embargo, el apalancamiento de RBI se redujo significativamente en un año en el que su deuda financiera neta del Grupo pasó de 835 a 936 millones de euros (+12%).

En el caso de España, el grupo cuenta con presencia de restaurantes de Burger King en todas las provincias y cerró el ejercicio con un incremento del 30% de su facturación hasta alcanzar los 1.395 millones de euros gracias a una red de 638 locales propios y 310 franquiciados, lo que sitúa a la filial española de la cadena en el top 3 mundial en ventas y número de establecimientos.

En Portugal, un año después de la adquisición los locales de Burger King a Ibersol, la cadena ha elevado casi un 20% sus ventas, pasando de 200 a 239 millones en 2023, con un total de 188 locales que en 2024 esperan elevar a 200.

El pollo de Popeyes alza el vuelo

En el caso de su segunda enseña en importancia, la marca de pollo frito Popeyes, que llegó a España a finales de 2019, logró cerrar el año con un total de 117 locales, 98 de ellos en propiedad, registró en 2023 un aumento del 58% en ventas hasta 95 millones de euros. El buen desarrollo de la marca por parte de la empresa española ha llevado a sus propietarios a confiar en RBI para su implantación como masterfranquicia también en Italia. En este sentido, nuestro país se ha convertido en el primer mercado en Europa y el tercero a nivel mundial para la marca a la espera de alcanzar los 150 locales ya este año, con el salto a canarias incluido dentro de este primer semestre. La tercera marca gestionada por el grupo, las cafeterías canadienses Tim Hortons, por su parte, terminó el año con una red de 17 establecimientos.

En conjunto, el grupo español alcanzó la cifra de 905 restaurantes propios operativos a cierre del pasado año, gracias a la apertura de 85 nuevos establecimientos, 70 en España y 15 en Portugal, además de la compra de otros 15, tras invertir más de 150 millones de euros. Esta expansión, llegó acompañada de más de 3.000 incorporaciones a una plantilla que y supera las 25.000 personas en España y Portugal, cifra que sobrepasa las 32.000 si se consideran las franquicias. En conjunto, entre propios y franquiciados, la multinacional española gestiona más de 1.200 locales de las tres marcas entre España y Portugal.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud