Retail - Consumo

La hostelería pide quedar exenta de algunas obligaciones de la normativa de envases

La normativa de reciclado de envases supone nuevas cargar burocráticas para la hostelería.
Madridicon-related

Hostelería de España ha reclamado exenciones para las empresas del sector en la aplicación de Real Decreto de Envases y Residuos, especialmente para la gran masa de pymes que lo conforman y a las que se trataría como envasadores.

En este sentido, la patronal del sector que aglutina a más de 300.000 establecimientos, pide que en la aplicación del Real Decreto 1055/2022 de 27 de diciembre, se tengan en cuenta tanto la naturaleza del servicio como el tamaño de la empresa como una forma de avanzar hacia las prácticas más sostenibles que propone la normativa.

La entidad considera que determinados aspectos de la normativa complican mucho la operativa y capacidad de actuación de un sector que en un 95% está conformado por micropymes.

En concreto, en lo referente a la responsabilidad ampliada del productor establecido en el ámbito de la Unión Europea, la patronal recuerda que muchas empresas del sector hostelero no realizan actividades de envasado y pueden ser consideradas como envasadoras según el Real Decreto 155/2022. Así, el texto define como envasador "al titular del comercio que suministre o entregue dichos envases al consumidor o usuario final en el caso de los envases de servicio, mientras que, en los empleados en las ventas a distancia, se considera envasador al "titular del comercio responsable de la venta".

Esta amplitud en la definición, recuerdan desde Hostelería de España, provoca que muchas pymes y micropymes puedan estar sujetas a "obligaciones que no pueden ni deben asumir, como, por ejemplo, el deber de inscripción en el Registro de Productores del Producto y la obligación de tener un régimen de responsabilidad colectiva o individual".

Propuesta de exención

Para evitar esta sobrecarga, la patronal hostelera reclama que se aplique al sector la misma exención de inscripción en el registro de envases que establece la norma para los envasadores comerciales de menos de 50.000 kg o "que sean los fabricantes, importadores o adquirientes de esos envases los obligados a inscribirse". De esta forma, Hostelería de España considera que se podría controlar de manera más eficiente la puesta en el mercado de envases, "no trasladando la carga de información a pequeños comercios".

Asimismo, la patronal se alinea con las posturas de distintas organizaciones empresariales que defienden la necesidad de establecer unos plazos en la aplicación de la norma que sean suficientes para que las empresas puedan adaptarse a los cambios, además de flexibilizar ciertas disposiciones para permitir que se cumpla con la normativa y reducir la carga burocrática, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.

Y, también en la línea de facilitar la transición a las empresas, Hostelería de España hace un llamamiento a la colaboración público-privado para implantar medidas que ayuden a alcanzar los objetivos, incluida la financiación, "dado que hay recursos aplicables a sostenibilidad en los Fondos Next Generation".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud