Retail - Consumo

Temu duplica su tamaño en seis meses: arrasa a Shein e iguala a Aliexpress

La aplicación de Temu

Malas noticias para Shein en plena salida a bolsa. Temu ha conseguido dar el sorpaso a su rival y en solo seis meses le ha sobrepasado como el tercer gigante de venta online a nivel mundial. Fundada a mediados de 2022 en Boston por el empresario chino Huang Zheng, Temu forma parte del grupo PDD Holdings, que cotiza ya en Wall Street y que es propietaria de otras aplicaciones, como Pinduoduo.

En junio del año pasado la marca sumaba 226,3 millones de usuarios a nivel mundial, lo que la situaba en cuarta posición por detrás de Shein, que tenía 251,3 millones; Aliexpress con 421,8 millones y Amazon, líder con 2.345 millones de usuarios únicos ese mes, según los datos de Similarweb.

Desde entonces, sin embargo, la situación ha cambiado por completo y aunque Amazon sigue primera al cierre del mes de diciembre con 2.659 millones de usuarios, Temu ha empatado ya con Aliexpress con 467 millones cada uno y deja a Shein muy atrás con 172,3 millones. Es decir, que en el último semestre, mientras que Temu ha ganado 241 millones de usuarios y duplicado su tamaño, Shein ha perdido casi 80 millones y lo reduce más de un 30%.

Temu ha experimentado en apenas año y medio un crecimiento vertiginoso al especializarse en la venta de productos a precios muy bajos, con artículos por debajo incluso de 40 céntimos. En su página web se pueden encontrar así mochilas por menos de cuatro euros; auriculares inalámbricos por menos de cinco euros y abrigos por solo 14 euros. Y es que la marca está llegando a ofrecer descuentos de hasta el 96% en la campaña de rebajas.

Polémica

Su desarrollo, no obstante, está envuelto en la polémica después de que un informe de una firma de ciberseguridad estadounidense alertara el año pasado de que la aplicación instala un malware en los dispositivos de los usuarios para obtener todos sus datos y venderlos después de forma ilegal.
Las cifras de ventas de Shein no son públicas y las de Temu del año pasado aún no se conocen. No obstante, se calcula que en 2022 la primera habría alcanzado una facturación de unos 24.000 millones de euros mientras que PDD Holdings, la propietaria de Temu, alcanzó ese año un volumen de negocio de 130.557 millones de yuanes (17.440 millones de euros al cambio actual).

Esta lucha fratricida entre los grandes del comercio online chino se produce además en un momento de máxima tensión entre ellos. Y es que el pasado mes de diciembre Temu presentó una demanda contra Shein en Estados Unidos por haber utilizado, "intimidaciones de tipo mafioso" para coaccionar supuestamente a los proveedores que comparten entre ambas. Eso después de que interpusiera otra en la misma línea contra los acuerdos de exclusividad firmados con Shein con sus proveedores que, en su opinión, estaban vulnerando las leyes antimonopolio y de competencia desleal en Estados Unidos.

Denuncias cruzadas

Pero Shein tampoco se ha quedado atrás y ha llevado a Temu también ante la justicia estadounidense y británica. En marzo del año pasado le denunció, en concreto, ante la corte federal del Estado de Illinois (Estados Unidos), bajo la acusación de haber contratado influencers en redes sociales para que hicieran declaraciones falsas en su contra, además de "suplantar su marca para engañar a los consumidores". Y en septiembre, en la misma línea, le denunció ante el Tribunal Superior británico por haber usado, supuestamente, imágenes suyas para la comercialización de sus productos, reclamando una indemnización de 100.000 libras por daños y perjuicios.

Dicen lo que dicten los tribunales, Shein mantiene mientras tanto sus planes de dar el salto al parqué y convertirse así en la segunda empresa textil del mundo por capitalización bursátil, solo por detrás de Inditex. La compañía ha contratado a Goldman Sachs, JPMorgan Chase y Morgan Stanley para cotizar en Estados Unidos, con un valor que podría rondar los 90.000 millones de dólares (unos 82.230 millones de euros). Al haber iniciado los trámites de modo confidencial, la documentación no está todavía ahora accesible en los registros de la Comisión de Valores y Bolsa (la SEC, por sus siglas en inglés) y los datos reales siguen siendo por lo tanto una incógnita.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud