Retail - Consumo

La china Temu duplica la rentabilidad de Alibaba con un margen neto del 30%

  • Logra unos ingresos de 17.443 millones vendiendo productos desde 39 céntimos 
Aplicación de Temu

PDD Holdings, el gigante chino propietario de Temu, parece dispuesta a plantar cara a las grandes plataformas online a nivel mundial, como su compatriota Alibaba o la norteamericana Amazon. Tras convertirse en una de las aplicaciones más descargadas tanto en Estados Unidos como en Europa, la firma ha cerrado el último ejercicio fiscal con unos ingresos de 130.557 millones de yuanes (17.443 millones de euros al cambio actual) y un margen de rentabilidad neta de más del 28% al lograr un resultado de 37.380 millones de yuanes (4.994 millones de euros).

Alibaba logró en el último ejercicio un beneficio de 107.514 millones de yuanes (15.083 millones de euros), con un margen de apenas el 12% y Amazon cerró con números rojos de 2.722 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros). Aunque las cifras de facturación de PDD Holdings se sitúan así todavía lejos de los números de Amazon o de Alibaba, está logrando un crecimiento muy fuerte en los últimos años. Su facturación creció un 46% respecto a 2021 y un 130% en relación a 2020.


El conglomerado chino, que lanzó Temu en septiembre del año pasado, se ha especializado en la venta de productos a precios récord con artículos de cara a la campaña del Black Friday por tan solo 39 céntimos, precios muy bajos para competir en plena campaña. En su página web se pueden encontrar así mochilas por menos de cuatro euros; auriculares inalámbricos por menos de cinco euros y abrigos por solo 14 euros.

Crecimiento

El crecimiento de Temu, en cualquier caso, está envuelto en la polémica. Un informe de una firma de ciberseguridad estadounidense ha alertado de que la aplicación instala un malware en los dispositivos de los usuarios para obtener todos sus datos y venderlos ilegalmente. Además, otro gigante chino, Shein, le denunció el pasado mes de marzo ante la corte federal del estado de Illinois (Estados Unidos), bajo la acusación de haber contratado influencers en redes sociales para que hagan declaraciones falsas en su contra, además de "suplantar su marca para engañar a los consumidores".

Además, Shein ha interpuesto otra denuncia, y exige una indemnización, a PDD Holding ante el Tribunal Superior Británico por usar imágenes de esta para comercializar sus productos.

En guerra con Shein

Ambas compañías no están luchando por un mismo mercado, porque Shein simplemente ofrece ropa y accesorios, Temu se está haciendo poco a poco un hueco. Aunque las cifras no son oficiales, Shein habría logrado una facturación de 24.000 millones en 2022, un 26% más de lo que ha factura Temu en su primer año. Shein se ha caracterizado por seguir una política de precios muy agresiva, con descuentos actualmente en España de hasta el 80%. Todo esto gracias a una avanzada tecnología de fabricación y a una ágil cadena entre proveedores, producción y distribuidores, la empresa está consiguiendo una fuerte rebaja de los costes que le ha permitido una rápida expansión internacional desde 2015. Ahora falta esperar a ver si Temu será capaz de seguirle el ritmo al gigante chino y llegar a hacerle competencia en el sector del textil.

Entramado societario

Son muchos los grupos chinos que, o bien, controlan todo el conglomerado societario desde paraísos fiscales, como Islas Caimán o las Islas Vírgenes Británicas, eludiendo así cualquier tipo de tributación, o bien han constituido una compleja red de firmas offshore con el único objetivo de pagar menos. Por ello, y como todas las grandes empresas tecnológicas chinas, PDD Holdings tiene un entramado societario. La matriz está en Islas Caimán, aunque, como explica la compañía en sus cuentas anuales, desde allí no realiza operaciones directamente. Además, la compañía tiene filiales en Hong Kong y Shanghái, y en Europa, en Dublín (Irlanda).


Más allá de la nacionalidad de origen de las compañías, el hecho es que la ingeniería fiscal para eludir impuestos le cuesta cada vez más cara a los gobiernos de todo el mundo. En su último informe, la Red para la Justicia Fiscal (Tax Justice Network en inglés) asegura que las empresas multinacionales eludieron tan solo en 2021 un total de 312.000 millones de dólares (unos 284.000 millones de euros al cambio actual) por las transferencias de beneficios a territorios de nula o escasa tributación.


En Europa, el problema de fondo, es que las empresas chinas utilizan, además, sociedades en lugares como Países Bajos, Irlanda o Luxemburgo por las ventajas fiscales que ofrecen, lo que supone un problema añadido a las arcas de la Unión Europea.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud