Retail - Consumo

Por esta razón los españoles compran en las rebajas pese a la crisis económica

  • La OCU considera que la 'inflación acumulada' impulsa las compras en las rebajas
Foto: Dreamstime.

Estamos en plena temporada de las llamadas "rebajas" de verano 2022. La llamada 'inflación acumulada' en los últimos meses ha provocado que un 29% de los consumidores hayan dejado de comprar ropa o retrasado su compra, según lo establece la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Pese al porcentaje de retractores de consumo, la 'inflación acumulada' ha activado al porcentaje de las economías domésticas "más vulnerables", según la OCU, a quienes las rebajas representan una oportunidad para aprovechar los descuentos en ropa y calzado.

Las rebajas no dan tregua ni en medio de la crisis económica que atravesamos por estos días. Para muchos, es el "alivio" en un contexto donde solo leemos que los precios están por las nubes y que hay que buscar métodos de economía inmediata para no arruinarnos. Para otros, las rebajas pueden llegar a ser la peor "enemiga" en un momento de recesión.

Necesidades para el futuro

Los que se lo pueden permitir, gozarán de estos días con escaparates llenos de ofertas. Los que tengan una economía maltrecha, puede que sea más complicado, pero lo verán como una pequeña luz al final del túnel de cara a las necesidades que se puedan presentar en el futuro.

Al respecto, la OCU considera que el periodo de rebajas es un "buen" momento para tratar de adelantar algunas compras de ropa y calzado de los menores de cara al próximo curso escolar. Aunque recuerda que esta partida es una de las que menos ha subido sus precios en los últimos doce meses: apenas un 1,7% frente al 8,7% general.

Límites de consumo

Para los expertos de Aplazame, una fintech de financiación de compras online, hacer una lista de las cosas que necesitamos comprar y limitarnos a ella para evitar tentaciones es uno de los trucos más efectivos. Pero no el único:

1. Márcate un tope: define tu presupuesto y no te salgas de él. Piensa en qué quieres invertir tu dinero y si realmente necesitas esas cosas. Es la única manera de no caer en supuestas gangas y compras de las que, pasadas las rebajas, te arrepentirás. Si pides un crédito, solicítalo únicamente por la cantidad justa que te has marcado con anterioridad.

2. Aprovecha las ventajas de Internet: son muchas las tiendas online que llevan días anunciando cuáles van a ser sus ofertas y promociones para las rebajas, por lo que con un poco de planificación, podrás ser el primero en llevarte a casa los productos al mejor precio. Además, como no tienen horarios, puedes comprar cuando quieras.

3. Financia las compras más voluminosas: es el momento de aprovechar los importantes descuentos que se suelen hacer en productos de gran consumo, por ejemplo, y financiarlos para que el desembolso inicial no te impida llegar al fin de verano en condiciones.

4. Piensa en el futuro: la mejor forma de sacar provecho a tus inversiones es comprar productos o servicios que vayas a usar durante mucho tiempo.

5. ¿Vas a comprar ropa? Aprovecha para aumentar el fondo de armario: olvídate de las prendas que pasan de moda y gástate los cuartos en básicos que te sirvan, durante mucho tiempo, como fondo de armario. Patrones clásicos reutilizables temporada tras temporada son tu objetivo. Busca y encontrarás.

6. Consulta bien las condiciones de devolución y financiación: ¡cuidado con las compras impulsivas! Es fundamental que te asegures de que lo que compras, sea o no a plazos, tiene las mismas garantías que en cualquier otro periodo fuera de rebajas.

7. Guarda el ticket: tal y como recuerdan todas las organizaciones de consumidores y usuarios, el ticket es tu garantía para futuros cambios, devoluciones o reclamaciones. Ten siempre en mente que se recortan los precios, pero no tus derechos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin