Retail - Consumo

El rechazo de los trabajadores de la planta de Toro a los recortes complica la 'salvación' de Siro

  • Los fondos DK y Afendis Shein condicionan la compra al nuevo Plan de Competitividad
  • "Ahora hay que esperar a que se pronuncie el consorcio inversor"
  • Santander, Caixabank y Sabadell ya han asumido una quita de 100 millones
Planta de Siro
Valladolid

Negros nubarrones sobre el futuro de Siro. Los trabajadores de la planta de Toro han rechazado los recortes salariales que exigía el consorcio inversor integrado por Davidson Kempner y Afendis Shein para hacer efectiva la toma de control de la compañía y garantizar su futuro. Con el rechazo del Plan de Competitividad, aumentan las dudas acerca de la viabilidad de la empresa a corto plazo, "aunque habrá que esperar a que se pronuncie el consorcio inversor" -que ha acordado adquirir el 75% del capital social de la compañía galletera- y conocer si renuncia definitivamente a la adquisición o plantea nuevas condiciones a los trabajadores.

El concurso de acreedores asoma en el horizonte de la compañía agroalimentaria al tiempo que se inician las movilizaciones. La negativa de los trabajadores de la planta de Toro, que votaron durante la jornada de ayer martes, deja en el aire el futuro del grupo. Sindicalistas y trabajadores de la fábrica de Cerealto Siro Foods de Toro (Zamora), cortaron el acceso a la fábrica con motivo de la huelga indefinida iniciada a partir de este lunes después de que el comité de empresa de la planta toresana no haya alcanzado un acuerdo con la compañía sobre el plan de viabilidad.

Grupo Siro se asoma, pues, a la liquidación lastrada por su elevada deuda y el drástico crecimiento del precio de las materias primas. Fuentes cercanas a la operación indican a elEconomista que los principales acreedores del grupo -entre los que figuran Banco Santander, CaixaBank, Sabadell y Rabobank, que vendió su deuda a Morgan Stanley- apoyan la toma de control del grupo por ambos inversores. DK y Afendis Shein habían puesto como condición que los trabajadores de las distintas plantas asumiesen reducciones salariales y aumento de las jornadas de trabajo para inyectar 180 millones de euros con los que reflotar la compañía.

DK y Afendis han acordado reestructurar la compañía galletera y devolverla a la senda de crecimiento tras firmar un acuerdo marco con 8 entidades financieras, representativas de los 350 millones de euros de deuda (después de que los acreedores aceptaran una abultada quita de 100 millones). El plan había recibido el visto bueno de los empleados de Aguilar de Campoo y el rechazo de los de Venta de Baños, con una plantilla de 190 trabajadores. Precisamente el lunes Siro anunció el cierre de esta última planta por su falta de competitividad.

Por eso, el resultado en Toro era clave para allanar la toma de control del grupo, comunicada ya a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La situación dibuja un escenario inquietante para una de las compañías galleteras señeras de nuestro país. Conseguir otro comprador tras más de un año buscando inversores requiere un tiempo del que la empresa no parece disponer.

Los nuevos socios

El consorcio inversor de Siro cuenta con una extensa trayectoria inversora en España y Europa. Con más de $38.000 millones de dólares bajo gestión y 400 profesionales en seis oficinas, el fondo estadounidense DK está especializado en reestructuraciones y cuenta con larga trayectoria inversora en España, donde es socio de referencia del grupo de juegos Codere -junto a los fondos Jupiter AM, Invesco, PGIM-, y propietario de carteras de deuda europeas. Su co-inversor en la toma de control de Siro, Afendis, es una sociedad fundada por ex directivos de  Pladis, la firma turca perteneciente a Ülker, una multinacional de alimentos y bebidas que factura globalmente unos 1.500 millones de dólares.

DK y Afendis son co-inversores y socios operativos en negocios alimentarios y farmacéuticos en EMEA con experiencia en inversión y reestructuración en las industrias de galletas, chocolate y snacks. El consorcio inversor ya se alió en 2021 para presentar una oferta conjunta por Golf, uno de los principales fabricantes de helados en Turquía.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Frank77
A Favor
En Contra

Les corrijo el titular: "La avaricia de los inversores pone en riesgo la salvación de Siro en Toro". En un entorno inflacionario como el actual, con las grandes empresas empecinadas en mantener beneficios y no subir salarios, los trabajadores están vendidos si no dan la batalla.

Puntuación -18
#1
Pepe
A Favor
En Contra

No Frank, los inversores han estudiado la viabilidad de una operación donde van a inyectar capital en una planta que pierde dinero y no es rentable, y han llegado a la conclusión de que para que la inversión tenga sentido se deben aprobar estos recortes.

Las grandes empresas tienen grandes grupos sindicales que presionan más de lo que se puede permitir, generando paro, cierres innecesarios y crisis económicas en un país que tiene unas leyes laborales que rozan lo absurdo y ahuyentan inversores. El problema no son los sueldos, que sí son bajos, sino los costes laborales ligados a las fuertes cargas fiscales y la imposibilidad de despidos en caso de necesidad crítica. Lo único que conseguirán con esto es ir al paro, cobrar menos y tener dificultades en encontrar un trabajo que les de condiciones similares; los sindicatos deberían explicar bien eso también...

Puntuación 32
#2
La avaricia de los inversores?
A Favor
En Contra

350 millones de deuda. Los bancos han renunciado a 100 millones . No sería mejor cerrar esa empresa deficitaria por costumbre? Los sindicatos y trabajadores parece que es lo que pretenden.

Puntuación 18
#3
Galletero
A Favor
En Contra

Leo comentarios de gente que no sabe de que habla. Os lo cuento, para vuestra información:

La Empresa pretende bajar salarios entre un 3 y un 12% y luego congelar los salarios 4 años. Lo que en el actual escenario de IPC supone no menos de un 30% de perdida de valor de los salarios, teniendo suerte. Y además de eso imponen que las nuevas contrataciones futuras cobren salarios de 14.000, 15.000 y 16.000 euros anuales.

Y todo eso sin garantías de mantener el empleo. Por que dicen que si, pero es mentira. Lo garantizan si no encuentran otro sitio más barato para fabricar, si no echan a gente por motivos económicos o meten maquinaria que ahorre personal.

Y en la planta que quieren cerrar, que según ellos gana dinero (están las cuentas en el Registro Mercantil) afirman sin rubor que hacerla "competitiva" cuesta 11 millones, así que prefieren pagar 8 y echar a la calle a 200 familias.

Hablan de 100% de recolocaciones. Mentira. Mayores de 57 a la calle con una indemnización de máximo 20 mensualidades. Entre 52 y 57 traslado por dos años a otra planta con 100% de salario, pero se tienen que comprometer a que en dos años se piden una baja voluntaria y les arreglan el despido. Y menos de esa edad si queda alguna vacante en algún sitio les colocarían, por supuesto en las categorías más bajas.

Y hablan de recolocar hasta 40 personas en el mismo pueblo. Pero solo si montan una linea nueva y funciona bien, si no, no.

Pero oye. Es que los trabajadores son muy vagos y muy egoistas.

Y antes de que ningún cretino venga a decir tontadas: trabajo en esa empresa. Se de lo que hablo.

Puntuación -3
#4