Política

Sánchez derogará lo 'más lesivo' de la reforma laboral... y sustituirá el resto

  • El nuevo Estatuto de los Trabajadores será la pieza clave de la estrategia socialista
Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno. Foto: Efe
Madrid

Cuando, durante el último debate electoral, Pedro Sánchez anunció sin matices la futura derogación de la reforma laboral si se mantenía en Moncloa tras las elecciones generales de este domingo, sembró dudas respecto a los planes socialistas en este campo que desde el 28 de abril han estado llenos de pasos adelante y atrás por las diversas declaraciones de portavoces del Gobierno. Sin embargo, fuentes del PSOE explican que se mantiene el plan original de derogar solo los aspectos más lesivos de la reforma de Mariano Rajoy. Del resto se ocupará el nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI al que se comprometen los socialistas en su programa, que redefinirá la legislación laboral y, por tanto, terminará de sustituir y reemplazar la reforma laboral popular. Especial Elecciones

Y es que, desde el punto de vista del PSOE, una derogación completa e inmediata de estrategia aprobada por el PP en 2012 no solventaría retos del mercado de trabajo actual, como la digitalización o el vacío de legislación laboral en la que viven los riders que trabajan para empresas como Glovo del ámbito de la economía colaborativa. "Derogar la reforma entera de golpe no resolverá los problemas del mercado laboral", indican desde Ferraz.

Precisamente, para ello, quieren desarrollar el Estatuto de los trabajadores del siglo XXI, la gran propuesta de Pedro Sánchez en el ámbito del empleo y con la que definirá un nuevo marco para las relaciones laborales. Es decir, que con él los socialistas sustituirán los aspectos de la reforma laboral que queden vivos tras los aspectos derogados previamente. Entre los objetivos que maneja el PSOE con esta estrategia está suprimir la posibilidad de que una empresa pueda despedir de manera procedente a una personas tras varias bajas intermitentes pero justificadas, algo que avaló el propio Tribunal Constitucional y que el propio presidente del Gobierno en funciones censuró en octubre.

En resumidas cuentas, que se puede interpretar que con la derogación de los renombrados "aspectos más lesivos" y la aprobación de un nuevo estatuto de los trabajadores se asegura, por así decirlo, la supresión de la reforma laboral en dos fases. Sin embargo, los propios socialistas alertan de que es muy posible que el nuevo escenario laboral no sea similar, ni remotamente, al de 2011, que es lo que venía pidiendo Unidas Podemos, formación que también ha reclamado la derogación de la reforma laboral que emprendiera José Luis Rodríguez Zapatero en 2010.

Claves

Según el programa socialista, el nuevo estatuto de los trabajadores deberá pactarse con los agentes sociales, es decir, con sindicatos y empresas. Como claves, "deberá garantizar la protección de los trabajadores y trabajadoras frente a los desafíos sociales, tecnológicos y ecológicos del siglo XXI, reforzando su participación en las decisiones de las empresas y recuperando el papel crucial de la negociación colectiva".

Para ello, se elaborará "una carta de derechos de los trabajadores y trabajadoras que actualice el catálogo de derechos a las exigencias de la digitalización, incluyendo el derecho a la desconexión".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

nicaso
A Favor
En Contra

Es decir, que se la piensa cargar. Son erre que erre en sus errores y nos conducirán a un país tercermundista. España es un país pobre con demasiados habitantes y no se puede vivir como si fuese rico. Endeudados hasta el cogote y sin ansias de corregir la situación. Cada día debemos más esperando no sé que milagro que nos arregle el emplumado. Ahora vienen estos prometiendo más gasto y chuleándonos la cartera para conseguir más votos y que les mantengamos en el poder. Por mi parte se pueden ir todos a su casa.

Puntuación 5
#1
RESPETO Y AMOR
A Favor
En Contra

Desde el mayor RESPETO a mis compatriotas, a todos los que son y se sienten españoles, desde el amor a todos vosotros, y a vuestra LIBERTAD de elección política, y con la indiferencia que me provocan todos aquellos que nos desprecian, porque al parecer se sienten superiores:

¡VIVA ESPAÑA!

¡VIVA VOX!

Puntuación 6
#2
Usuario validado en elEconomista.es
noiseplus.ir
A Favor
En Contra

thanks you

Puntuación 1
#3
Manolo
A Favor
En Contra

Por favor , que la derogen antes de que salgan , los fascista de vox

Puntuación 0
#4
pilucaca
A Favor
En Contra

seguro faltaria mas ,, tambien la ley mordaza , ilegal suelo hipotecario que continuan pagando estafadoramente pymes y autonomos, etc etc ,

Puntuación 0
#5