Política

Marta Higueras, de número dos de Carmena a número dos de Errejón

  • La edil irá en el segundo lugar de la lista de Más País por Madrid
Íñigo Errejón y Marta Higueras. Foto: EFE

Marta Higueras es una desconocida fuera del ámbito municipal que da el salto a la política nacional como segunda en la lista de Más País y será los ojos de la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena, de quien ha sido leal escudera, en la candidatura de Íñigo Errejón.

Higueras (Madrid, 1964) ha sido la mano derecha de Carmena desde los años 90, cuando esta geógrafa de formación, especializada en mediación y justicia penal, conoció a la entonces magistrada en los Juzgados de Plaza de Castilla, donde empezaron a trabajar mano a mano formando un equipo que se trasladó al Consejo General del Poder Judicial (1996-2001) y que llegó al Palacio de Cibeles.

Sin Higueras, la exjueza no se habría lanzado a la aventura electoral y por eso fue la única candidata incluida en la lista de Ahora Madrid por expresa petición de Carmena, que no estará en Más País, pero deja a su persona de máxima confianza. Higueras también fue su segunda en el anterior mandato, como teniente de alcalde, además de estar al frente del área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.

Con un marcado perfil técnico, Higueras se define a sí misma como "política circunstancial" y se concibe como una "gestora de lo público", aunque también ha marcado sus límites en el juego del poder, cuando en Más Madrid se debatió qué figura debía liderar la oposición tras la marcha de Carmena. Aunque no son pocos los que creen que su presencia en la listas de Errejón va a suponer una supervisión de la exalcaldesa madrileña.

"Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen", escribió en su cuenta de Twitter y finalmente se impuso una solución de consenso con dos portavoces, Higueras y Rita Maestre como vocera "mediática".

Higueras es poco amiga de las cámaras de televisión. Seria y parca en palabras hasta el punto de que en el Pleno de Cibeles se acuñó la expresión "hacer un Marta Higueras": intervenciones cortas que no bajaban al barro del adversario.

Porque le incomoda la "agresividad" que se vive en los plenos municipales con concejales de otros grupos, como contó en una entrevista con Efe, aunque Carmena confió de nuevo en ella para enfrentarse al conflicto que más se agravó en su mandato: la negociación con Hacienda de los recortes que se negaba a aplicar el responsable de las finanzas, el edil de IU Carlos Sánchez Mato.

Higueras se sentó con Cristóbal Montoro y acordó un Plan Económico Financiero que levantó la intervención de las cuentas pero provocó una fractura irremediable en Ahora Madrid, germen de la doble candidatura -Más Madrid y Madrid en Pie- de las pasadas elecciones.

Peor balance logró en vivienda pública, donde los 4.500 pisos prometidos se tramitaron y se iniciaron, pero no llegaron a tiempo para el pasado mandato o en servicios sociales, ya que no consiguió reducir la lista de espera -que según el nuevo equipo se incrementó en un 10 %- ni parar los desahucios, que dejaron de ser por impago de hipotecas para evidenciar la crisis del alquiler.

En el capítulo de la frustración queda también la exoneración de la exregidora Ana Botella por vender 1.860 pisos públicos, aunque la operación se sigue investigando en el ámbito penal.

Fue cargo con Patxi López

Durante el Gobierno de, Higueras salió a la luz pública como uno de los rostros de la lucha LGTBI al hacer público su lesbianismo, pero antes ya había participado en política fuera de los focos, como alto cargo en el Gobierno vasco, primero asesora de Justicia (2001-2009) con Ibarretxe y después directora de Justicia en el Ejecutivo del socialista Patxi López.

Licenciada en Geografía e Historia en la Complutense, especializada en Mediación y Justicia Penal por la Universidad de Valencia, Higueras llega cada día a las 8 a su despacho -lo hacía en el Gobierno y lo mantiene en la oposición-, está casada y es abuela.

De joven jugó al baloncesto y sigue practicando deporte, por ejemplo el de la bicicleta, que en ocasiones comparte con Carmena durante el verano. Ahora inicia una nueva travesía, pero esta vez sin la exmagistrada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

MARTA HIGUERAS Y ERREJÓN

LA MISMA MI ERDA SON

Puntuación 0
#1
"dame veneno, dame veneno..."
A Favor
En Contra

Vista la política española desde otro planeta sacarían la conclusión de que todo va de aplaudir y aplaudirse ¿os habéis fijado? es entrar en una estancia con público y todos son aplausos. No sé si es que a estos polticos les falta riego y entran en calor por vía del aplauso o es que su verdadera vocación era ser palmeros de los chunguitos: "dame veneno, dame veneno..."

Puntuación 1
#2