Opinión

Cómo debería ser la relación económica futura entre Rusia y la UE

  • La Unión tiene evitar la confusión entre la dependencia y la cooperación
Rusia, ahora con el presidente Vladimir Putin en el poder, es un actor con el que la Unión siempre deberá contar.

Hablar de entablar relaciones con Rusia mientras la guerra en Ucrania se prolonga es difícil de justificar. Sin embargo, llegará el día en que Putin ya no esté en el poder y Europa tenga que volver a comprometerse. Rusia seguirá estando en la frontera oriental de la UE. No tratar con ella no es una opción si se quiere lograr una coexistencia pacífica.

En términos más generales, la necesidad de comprometerse políticamente con los no afines va más allá de Rusia y ha adquirido mayor relevancia en un mundo cada vez más polarizado. La tentación es siempre hablar con los que piensan y actúan como nosotros, pero es precisamente con los que piensan y actúan de forma diferente con los que el compromiso es más necesario, para hacer frente a esta polarización. Encontrar una base común es crucial para tratar los bienes públicos globales, como un sistema de producción de energía menos contaminante. Pero el compromiso político y el deseo de sentar a todo el mundo en la mesa de negociación global no son lo mismo que la cooperación económica, y ciertamente no son equivalentes a la dependencia económica.

Conceptos por diferenciar

La invasión rusa de Ucrania ha dejado muy claro que los países de Europa habían confundido la necesidad de cooperación política con la dependencia económica. El principio de comprometerse con Rusia como forma de tratar al país políticamente se equiparó con una excesiva dependencia energética sobre la que se construyó un modelo industrial. Mientras la UE lucha por desvincularse de la energía rusa, los países europeos deben aprender a diferenciar ambos conceptos.

El compromiso político, especialmente con los que piensan de forma diferente, va a seguir siendo esencial. Por ejemplo, una estrategia de protección del clima nunca se llevará a cabo si los países actúan solos o se limitan a hablar únicamente con los que piensan como ellos. Del mismo modo, la vía política es la única alternativa real a las agresiones que amenazan la paz. Ahora bien, si la cooperación política y la económica son nociones que se refuerzan mutuamente, no son lo mismo. Los factores que aumentan la resistencia de los sistemas económicos son muy diferentes de los que conducen a la cooperación política. Una unidad económica, ya sea una empresa o un país, debe preocuparse por los precios y los costes, tanto como por la continuidad del negocio.

Por ello, la diversificación tanto de proveedores como de clientes es crucial para lograr resultados sostenibles en el tiempo.

Vulnerabilidad innecesaria

Depender de un solo tipo y fuente de energía es una vulnerabilidad innecesaria que pone en riesgo la continuidad económica. La diversificación es un buen principio económico, sin necesidad de invocar motivos políticos.

La solución de los problemas mundiales requiere más, no menos, compromiso. La narrativa y las acciones que siguen deben ser lo más inclusivas posible, o podrían hacer descarrilar la lucha contra el cambio climático y la paz mundial.

Pero mientras esto sucede, el crecimiento económico no puede basarse únicamente en las relaciones con las que los gobiernos se comprometen políticamente.

Se necesita un sistema económico robusto que pueda soportar choques de cualquier naturaleza, incluida la política. Esto es de sentido común económico.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Lo primero echar al botarate de Borrell, su discurso en el Parlamente Europeo después de la invasión queda como el ejemplo de la anti-diplomacia, echando gasolina al fuego de una guerra que está matando a miles de seres humanos y arruinando Europa. Eso es Borrell, un inútil consumado.

Puntuación 2
#1
Andres Solari
A Favor
En Contra

Clincido con el num 1, lo de Borrel es lamentable, parece que se alegra del conflicto.

La UE no intento usar la diplomacia ni una vez,. podria haberse evitado todo esto poniendo a funcionar el nordstream 2, y obligando al genocida Zelensky a dwjar de bombardear el donbass, simplemente con esas 2 medidas hoy no estariamos en guerra.

Puntuación 2
#2
Waff
A Favor
En Contra

Si la UE fuese lo suficientemente inteligente en construir una relación de respeto mutuo con Rusia, con garantías de seguridad (para evitar conflictos militares) para ambas partes, tanto los rusos (materias primas) como los europeos (manufacturas) saldrán ganando. La relación comercial mutua es evidente que sería beneficiosa.

Aquí el nudo gordiano que impide lo anterior es la dependencia política y militar de la UE respecto al Tío Sam.

Es evidente que los estadounidenses buscan debilitar a Rusia para luego ocuparse de los chinos.

La UE es el tonto útil en este conflicto.

Puntuación 1
#3