Opinión

Los tipos al alza por la inflación confirman la estanflación

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal

La atención, en el ámbito económico y financiero, estaba en la multitud de reuniones y decisiones que los bancos centrales tomarían ante el prácticamente global -exceptuando China- problema con la inflación. Sin lugar a dudas el principal referente era el Comité de Mercados Abiertos de la todo poderosa Reserva Federal (Fed).

Como recordarán el BCE ya tuvo anteriormente su reunión donde se incorporó a la corriente de lucha sin cuartel contra la inflación subiendo 75 puntos básicos todos sus tipos y anunció nuevas subidas para el 2023, aún cuando supusiese un freno al crecimiento económico -estanflación-.

Pero como decía anteriormente la cantidad de reuniones era muy considerable durante la semana. La misma comenzó con una subida histórica del Banco Central de Suecia de 100 puntos básicos una decisión histórica por la magnitud de la variación. La subida anterior no es un hecho aislado o anecdótico, recientemente el muñidor de la política monetaria de Canadá había subido sus tipos en la misma magnitud. Ambas subidas y la fuerte elevación ponen de manifiesto la preocupación reinante sobre la temida inflación, aun a costa de incurrir en estanflación.

Ahora bien y como comentaba el plato fuerte de la semana estaba en la decisión que el banco que preside Jerome Powell, la Fed. El consenso entre analistas era que en EEUU la subida era segura, la previsión más extendida era un nuevo alza de 75p.b., si bien había un pequeño consenso -20,0%- entre los estudiosos de la política monetaria para los que podría llegar a los 100 p.b. Finalmente los tipos de interés Powell los elevó en 75 p.b., la posibilidad más probable, la cual fue adoptada por unanimidad de todos los miembros del Comité. La Fed devuelve los tipos hasta los niveles de febrero de 2008, más de catorce años atrás, dejando los mismo entre el 3,0% y el 3,25%. La Fed se reserva y anuncia más subidas para próxima fechas, donde probablemente veamos a final de años unos tipos cercanos o superiores al 4,0% -nuevas subidas entre 75 p.b. o 100 p.b.-.

Además de esta importantísima decisión estaba la previsión del cuadro macroeconómico del país. Las estimaciones de la FED es una revisión a la baja de la actividad económica, donde se hablaba en las últimas previsiones de un crecimiento de entre un 2,0 % y 1,4%, ahora recorta esta estimación entre el 0,3% y el 0,2 %. Las previsiones para los dos próximos años son algo más optimistas si bien por debajo del potencial de la primera economía del mundo, para el 2023 el crecimiento estima que se sitúe entre el 1,0% y el 1,4%, para el 2024 1,4% - 1,8%.

Aunque en el discurso de la FED no ha aparece la temida palabra estanflación -crecimiento económico bajo combinado con inflaciones altas-. Las previsiones de precios se sitúan para el 2023 en más de un 3,0 %, siendo ya del 2,0% para el 2024. Es decir que la estanflación de aquella economía podría durar, según los augurios de la Fed, un periodo de tiempo superior al año, cercano al año y medio.

La decisión de la Fed tendrá consecuencias prácticamente en todas las partes del mundo y presiona a los bancos centrales a continuar con la senda de subidas de tipos. Estas subidas de tipos, con mucha probabilidad, provocará un escenario estanflacionista mundial, donde el Reino Unido puede ser de los países con peor comportamiento. Hablando del Europa la visión también es negativa, con España por sus características de fuerte elevación del endeudamiento, especialmente público, como uno de los países con previsible peor comportamiento del área euro.

La de la estanflación es el escenario central para los próximos tiempos, debemos por tanto prepararnos para mayores subidas de tipos de interés, dificultad y encarecimiento de la financiación y el acceso a la misma, tasas de inflación todavía altas -habrá que prestar enorme atención a la subyacente para ver la duración de la presente inflación-, un entorno bursátil complicado y donde el precio de los activos de renta fija -especialmente los de mayor vencimiento- pueden caer los precios aún más dado el comportamiento contrario entre estos activos y sus tipos de interés- subida de tipos supone una caída de precios y viceversa-. Un entorno nada agradable, sonriente o grato donde incluso el sector inmobiliario puede verse afectado, algo que ya ponen de manifiesto diferentes voces cualificadas en el sector inmobiliario.

Habrá que ver también la evolución del dólar que podría suponer un influjo a la inflación en aquellas áreas que tienen divisas que no sean el dólar –caso de Europa- o estén muy ligadas al billete verde. Recordemos que las materias primas, por cierto con corrección en sus precios por la debilidad del crecimiento económico mundial, se cotizan y pagan en dólares y por tanto la devaluación de cualquier moneda frente al todo poderoso dólar encarece la importación de las mismas o al menos atenúa la disminución de precios. En el área euro el euro ya se cambia por debajo de la paridad con el dólar, hasta hace relativamente poco por un euro se recibían alrededor de 1,20 dólares.

De momento el único que no sigue esta senda es Japón, allí el banco central nipón lo tiene más fácil. En septiembre la inflación en la isla asiática fue de un 3,0 %, cifra pendiente de confirmación, pero que suele estar muy afinada, sensiblemente inferiores a la mayoría de los países. Ahora bien Japón y vive en una estanflación más o menos constante.

La entrada o continuidad en un ciclo estanflacionista es una realidad, la inflación fue negada por algunos banco centrales –BCE-, sin embargo la realidad se impone.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Vota al PSOE
A Favor
En Contra

Eso es mentira, es una idea falsa de los fachas España no está en duda tenemos dinero y remanente para aburrir porque la inflación ha llenado las arcas del estado de hecho vamos a pagar todas las pensiones revalorizadas con el IPC y a los funcionarios también le vamos a revalorizar con el IPC porque tenemos las arcas llenas es un bulo de la extrema derecha

Puntuación -2
#1
Marcelo
A Favor
En Contra

Que hombre tan sexy M.A Bernal !!

Puntuación -1
#2
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

Según los expertos tenemos tres procesos diferentes en marcha, pero interconectados y que se retroalimentan:

1º.-) SUBIDA DE LOS PRECIOS DEL VALOR DE LOS BIENES Y RECURSOS: Tenemos que entender la fórmula de los recursos que indica que en la tierra existen bienes finitos para una demanda infinita imposible de satisfacer de una población en crecimiento.

Europa tiene que entender esta fórmula. En su intercambio/comercialización de bienes y recursos con los demás países en general y con Rusia en particular. Rusia que es una superpotencia no solo nuclear, también lo es energético, agrícola, minera, industrial, científica, forestal,.. Europa necesita los recursos de Rusia. Rusia necesita integrarse en Occidente como un miembro más, tener acceso a sus avances,...

La subida de los precios de los bienes y recursos será grande e inevitable. Subida del precio de bienes, que debería ir acompañada de una subida paulatina de salarios, pensiones,..para que las persona puedan hacer frente a la subida de precios, sin perder poder adquisitivo, para una vida plena.

Además del aumento paulatino de la población mundial. Europa debe de comprender QUE AFRICA, AMERICA LATINA y ASIA están demandando bienes en igual proporción que los países desarrollados. De no comprenderlo terminará por perder su protagonismo definitivamente. China al tratar de ganar hegemonía en el mundo es la impulsora de la demanda de estos países. Sus programas de desarrollo, sus grandes infraestructuras,.. en estas regiones,..Ha activado a estos países.

Las poblaciones de estos continentes relegadas durante siglos a la marginación y miseria, se incorpora a la demanda de bienes y recursos que dispone la tierra. Bien por pujanza, bien por los organismos internacionales estas naciones y sus ciudadanos se van incorporando paulatinamente a la demanda de los bienes y recursos que dispone la tierra.

Este aumento de la población demandante de los recursos finitos terminara por aumentar el precio de los bienes y recursos de forma constante en las próximas décadas. Ahora asistimos al inicio de esa subida, que debería ser neutralizada rápidamente por los recursos a disposición de los individuos para hacer frente a esa carestía que es inevitable. En las próximas décadas estas subidas deberían ser más controladas por las autoridades y gobiernos. Para que no se produzcan desequilibrios.

Los más de 400 millones de ciudadanos de la UE se merecen que sus autoridades y gobiernos, tengan como único referente el bienestar y futuro de sus ciudadanos.

Las herramientas para hacer frente a esta carestía haciéndola más soportable ya que es inevitable, es mediante: el ahorro, la duración de los bienes, la diversificación, las nuevas fuentes de energías, la competitividad, las interconexiones en la UE…las herramientas que disponen los Gobiernos.

2º.- LA INFLACIÓN: En este caso interviene como elemento primigenio los muchos recursos que los bancos centrales y los gobiernos han introducido en el mercado. Esta gran cantidad de recursos para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Han creado una gran inflación al perder valor el dinero al tiempo que los bienes cogen valor. Ha esto se le suman otros acontecimientos como la economía de guerra declarada por muchos países, los problemas de abastecimiento, el turismo,....

En este caso, los bancos centrales, tienen una importante herramienta en la subida de tipos de interés para enfriar una economía con muchos recursos.

3º.-LA RECEPCIÓN: Las potentes medidas que tienen que aplicar para hacer frente a los dos primeros procesos puede enfriar tanto la economía que esta entre en la recepción. Pero esta recepción y su duración depende de otros factores, como la economía mundial, y sus múltiples factores. En un mundo cada vez más conectado. También depende de factores regionales y la capacidad de adaptación de los diferentes sistemas económicos regionales a las circunstancias...

Puntuación -1
#3