Opinión

Una operación de libro

La innovación en política monetaria aún es posible. La decisión del Banco de Japón de mantener la rentabilidad de su deuda por encima del cero por ciento supone un hito llamado a revolucionar el sector. Los japoneses argumentan, con buen criterio, que las rentabilidades negativas no sólo desincentivan la inversión en productos financieros, sino que también desaniman la concesión de créditos por parte de la banca y, por ende, actúa como un freno al crecimiento de la economía.

La banca no es una industria pensada para ganar dinero con tipos por debajo de cero, como se ha visto. La decisión del Banco de Japón devolvió, por ello, la confianza en las entidades financieras en bolsa. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, urgió al día siguiente a acelerar las fusiones para hacer frente a los menores márgenes de beneficios. La duda es si Draghi seguirá los pasos del gobernador nipón.

Lo que sí parece seguro es que el BCE prorrogará la compra de bonos públicos y corporativos más allá de marzo de 2017, al igual que hizo esta semana la Reserva Federal con los tipos de interés. Pero hay que ir preparándose para revertir la situación cuando sea posible.

El escaso rendimiento del dinero y el riesgo enorme que entrañaría para los balances de las aseguradoras un repunte de los tipos de interés, explica que el presidente de la Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, se haya lanzado a tomar una posición en Caixabank, con vocación de permanecer en su capital a largo plazo.

Garralda hace más de seis meses que presentó a su consejo la propuesta, tras presentar un estudio con los pros y los contras de la adquisición. El actual presidente de la fundación La Caixa, Isidro Fainé, y el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, le habían pedido apoyo para financiar su entrada en Portugal. El clima de entendimiento en la sociedad conjunta SegurCaixa Adeslas es estupenda, pero el dividendo esperado de unos 17 millones anuales, alrededor del 6 por ciento, inclinaron definitivamente la balanzas del lado del sí. CaixaBank obtiene el respaldo de un socio muy fiable.

Cabe preguntarse si estamos a las puertas de un baile de adquisiciones entre bancos y aseguradoras, al estilo de las existentes en Francia o Alemania. Mapfre ya destinó 230 millones a la compra de títulos de Bankia en su salida a bolsa en 2012. La caída en picado de la cotización y el proceso judicial posterior deslucieron la operación. Algo similar ocurre con Caser, otra aseguradora española que participó en el estreno bursátil de Liberbank, una de las entidades que comercializa sus productos.

El movimiento de Garralda se limita al 2,13 por ciento de CaixaBank, ni siquiera existe compromiso para que acceda a un puesto en su consejo, por lo que parece improbable que, a corto o medio plazo, tome mayor vuelo. El regulador debería plantearse despenalizar las participaciones en renta variable de las aseguradoras para facilitar este tipo de operaciones. Sobre todo, si se tiene en cuenta que una subida de los tipos de interés entrañaría mayor riesgo para sus balances que las participaciones bursátiles.

Fainé ha completado de un plumazo las dos rondas de financiación que tenía planteadas para Criteria y CaixaBank. A principios de mes, colocó al fondo de capital riesgo GIP el 10 por ciento de Gas Natural por cerca de 2.000 millones y ahora logra 1.400 millones para comprar BPI. CaixaBank se beneficiará en ambas operaciones con mejoras en sus ratings de capital.

Quedan aún por despejar los cambios en la gestión de Gas Natural, tras la salida del presidente, Salvador Gabarró. Surgen noticias contradictorias sobre su consejero delegado, Rafael Villaseca. Después de la sorprendente marcha de Juan Rosell del consejo de administración, todo parece posible.

Rosell, hombre fiel al presidente de la gasista, fue el primer sorprendido. Sus adversarios ya han comenzado a moverle la silla dentro de la organización empresarial. ?(...) tiene el corazón de plata y un puñal en la diestra. ¿A dónde vas, siguiriya, con un ritmo sin cabeza?, ¿Qué luna recogerá tu dolor de cal y adelfa??. Poema del Cante Jondo. Federico García Lorca. Esperemos que la sangre no llegue al río.

Donde está todo el pescado vendido es en Gamesa. La presidencia no ejecutiva recaerá en la máxima responsable española de Siemens, la inquieta Rosa García, mientras que la gestión seguirá en manos de su consejero delegado, Ignacio Martín, durante un tiempo. Hay cuatro años para mantener el actual statu quo y luego pasará a estar en manos de Siemens, que ya controla su consejo de administración. Es la misma historia de Endesa e IAG. Hay que empezar a concienciarse de que cada vez será más difícil mantener la nacionalidad de una multinacional y cambiar el perímetro nacional, en este caso español, por el europeo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0