Opinión

Lo estamos pasando mal

A pesar de la crisis que ha afectado al PP, los peperos han conseguido superar la situación gracias a dos líderes: Feijóo y Díaz Ayuso.

El electorado popular identifica mayoritariamente a Feijóo como el candidato a la presidencia del Gobierno. Ambos tienen apoyos diferentes: Feijóo, los votantes mayores de 45 años más bien centristas. Díaz Ayuso, a votantes menores de 45 años, hombres y más inclinados a la derecha.

Quien esto indica es el analista José Antonio Gómez Yáñez. Es él quien recomienda:

"La impaciencia que transmiten sus dirigentes [del PP] habitualmente debe moderarse, la experiencia de estos meses muestra que opera en su contra. La hipótesis más probable es que el Gobierno alcanzará diciembre de 2023, porque ninguno de sus apoyos tiene mejor alternativa, y porque Sánchez aspira a brillar a escala internacional durante la presidencia de España de la UE".

Por otro lado, la situación crítica por la cual estamos atravesando los europeos y especialmente los del sur puede favorecer a la nueva dirección del PP haciéndole crecer en el centro político, de suerte que pueda ganar las elecciones e inclinará a parte de los votantes de Vox a apoyar al PP por "voto útil". Vox está distante de los votantes de centro, por tanto, sus expectativas de crecimiento sólo se pueden concretar restando votos al PP.

En otras palabras: la sensación de cambio ha cristalizado porque la política española ha chocado con la realidad. El presidente del Gobierno no hace otra cosa que cambiar de posiciones súbitamente (envío de armas a Ucrania, presupuesto de Defensa, acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara Occidental…) en movimientos que recuerdan su "estilo habitual": poner a sus aliados y adversarios ante decisiones tomadas, pero esta vez parece que los cambios son también forzados para él.

Por otro lado, la mayoría parlamentaria que soporta a Sánchez y que se descompone en temas importantes: reforma laboral, envío de armas a Ucrania, con seguridad ocurrirá también con el cambio de posición sobre el Sáhara Occidental y el incremento del presupuesto de Defensa.

Según las estimaciones de Gómez Yáñez, el PP alcanzaría hasta 114 diputados (PSOE 99-103) con Vox (55).

En cualquier caso, y en palabras del citado Gómez Yáñez,

"Los primeros meses de 2022 han supuesto el choque de la política española con realidades que la exceden. El resultado revela una mayoría parlamentaria que soporta al presidente del Gobierno porque no tiene alternativa, que subordina sus apoyos parlamentarios a obtener contraprestaciones a cada paso y que se deshace en lo importante que no sea doméstico: reforma laboral o envío de armas a Ucrania (o giro en la política sobre el Sáhara e incremento del presupuesto de Defensa). Uno de los pilares de la política del Gobierno, la política feminista, ha saltado dividiendo sus bases el 8 de marzo tras meses de tensiones y debates bizantinos. Contrapesan estas fisuras la cada vez mayor preeminencia de Sánchez y sus ministros Bolaños y Albares y la proximidad de la vicepresidenta, que atenúa los discursos de Belarra e I. Montero. Mientras algunos ministros crecen, otros se hunden en una irrelevancia inevitable. Debido, entre otras cosas, a las ocurrencias gastadores de Irene Montero e Ione Belarra".

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nicaso
A Favor
En Contra

Me temo D. Joaquín que el próximo partido de derecha será VOX y posiblemente, si no se arregla esto, será el gobernante porque lo de extrema derecha ya no cuela. Su programa político es más razonable y encaja más en la sociedad española que las ambiguedades del PP y el izquierdismo y mal gobierno del PSOE.

Una de las cosas que algunos ciudadanos valoramos es la coherencia. Los mensajes que no se cumplen no interesan. El PSOE ya sabemos como se las gasta y el PP pía mucho en la oposición pero en el poder traga con casi todo. Mi próximo voto será por la coherencia y si esta falla paso del sistema.

Puntuación 13
#1
A Favor
En Contra

A ver, Feijoo es un misacantano galleguín sin tirón alguno fuera de Galicia, en el resto de España no le vamos a votar, o el PP pone a Ayuso con Cayetana o se van a la m y votaremos a VOX, hacen como que no se enteran pero lo saben perfectamente, o Ayuso o catástrofe. Pinocho a prisión, con todo su desgobierno de delincuentes en pleno.

Puntuación 14
#2
A Favor
En Contra

Después del pésimo comportamiento de Rajoy, los políticos gallegos son apestados en el resto de España; el PP está cometiendo un error monstruoso, sus dirigentes no tienen ninguna conexión con su electorado, Feijoo va a estrellar el partido contra las rocas.

Puntuación 6
#3
yomismo
A Favor
En Contra

Valoras la coherencia de Vox, Nicaso? Tras decir Abascal en el congreso, que Putín es un tirano comunista, son incapaces de votar a favor de retirarle a Putin la llave de oro de Madrid. Ya hace tiempo que se habla de una conexión de Putín con los partidos de ultra derecha de Europa y esto de no votar a favor de retirar la llave de oro a Putín, parece corroborarlo. De no haber conexión económica (hay sospechas de que si), por lo menos parece haberla moral o ideológica.

Puntuación -6
#4
Facior
A Favor
En Contra

Las personas inteligentes hablan de hechos, datos e ideas.

Las personas estúpidas hablan de personas.

Las personas muy estúpidas hablan de sí mismas.

Pues, eso. En estos foros se habla demasiado de personas y casi nada de ideas.

Si hablaramos de hechos y no de personas y etiquetas, veríamos que la democracia que nos dio Suarez, ex-jefe del movimiento franquista, respetaba la independencia del poder judicial. El socialesta Felipe Gonzalez redujo la independencia del poder judicial estableciendo que el gobierno pudiera cesar y nombrar al fiscal general. Con ese nombre se enmascara al abogado defensor del gobierno de turno.

Así lo proclamó don Alfonso Guerra:

https://murciaplaza.com/montesquieu-ha-muerto-alfonso-guerra-1985

Pues eso son hechos. Fue mucho más democrátdico Suarez que los dirigientes del PSOE.

El colocar etiquetas de facha, demócrata etc. solo sirve para falsificar la realidad. Las personas inteligentes no piensan con etiquetas. Lo hacen con hechos y datos. Las etiquetas las usan los lenguajes de programación para manejar robots.

Pues veamos más hechos. No esperemos milagros ni de la derecha ni de la izquierda. Un billón y medio de deuda pública no se puede esconder ni con feminsimo, ni con fascismo ni con ideología de género. Sanchez tiene la amenaza de que el acreedor o banco europeo le obligue a bajart pensiones, reducir gasto público etc.

¿Qué gasto público va a reducir? ¿Asesores?, ¿Cargos públicos?, ¿Chiringuitos para enchufar amiguetes? No. Reducirá, sanidad, educación etc. Los 20 céntimos por litro son de coña. Hoy mismo ya están subiendo todas las gasolineras el precio del litro.

De la visita de los hombres de negro no nos libra ni la virgen de Fátima.

Puntuación 10
#5