Opinión

España en la 'guerra' del gas

Si los problemas de la economía española y el retraso en la recuperación no fueran ya muchos y graves, nos encontramos ahora con la amenaza de una nueva y más dura crisis energética, servida en pleno invierno por las tensiones entre Rusia y Ucrania y que amenaza con traducirse en una fuerte subida de los precios que los expertos consideran de "consecuencias incalculables en un entorno de ya muy alta inflación a nivel mundial".

Rusia es el país con más reservas de gas en el mundo gracias a las instalaciones de la península de Yamal, en el norte del país, que contiene unos 4,9 billones de metros cúbicos de reservas de gas, más del doble que todas las reservas de la UE estimadas en 1,9 billones. El gas ruso representa más de un tercio de las importaciones de gas de la Unión Europea, el 37), mientras que, para Rusia, la UE representa el 85% de sus ventas. Y dentro de Europa, España está entre los diez países más dependientes de importaciones de gas, con datos de Eurostat, aunque nuestro principal suministrador de gas no es Rusia, sino Argelia que nos envía el 29% de los aprovisionamientos. Y esto conduce a una segunda derivada, dado que Argelia es un firme aliado de Moscú.

De momento, el precio del gas ha subido ya un 27% desde los 71,90 euros/MWh el pasado jueves hasta los 9,1,50 euros en línea con el 20% de aumento que refleja el precio del mercado diario de gas en Europa (TTF) para entrega en febrero, y un informe de JP Morgan avanza que el precio del petróleo se va a disparar hasta 150 dólares el barril, un 100% más sobre el precio promedio del cuarto trimestre de 2021, al tiempo que el PIB mundial se reduciría un 1,6%, que en España el FMI estima que se traduciría en un crecimiento de sólo el 5,8%, 1,2 puntos porcentuales menos que las previsiones del Gobierno.

Amenazas económicas que se producen justo en los momentos de mayor irrelevancia de España en el escenario internacional. Y por si quedaban dudas sólo hay que repasar la relación de mandatarios con los que el presidente de EE UU Joe Biden se reunió el pasado lunes por videoconferencia en respuesta al refuerzo militar de Rusia en la frontera de Ucrania y dentro de "la estrecha coordinación con nuestros aliados y socios transatlánticos", en palabras de la Casa Blanca.

Allí estaban la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; el presidente del Consejo europeo, Charles Michel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el presidente polaco, Andrzej Duda y el primer ministro británico, Boris Johnson. ¿Y Pedro Sánchez? Ni se le esperaba, ni le habían invitado.

A pesar de ser el primero en ofrecerse y enviar tropas a la zona de conflicto para congraciarse con el "amigo" americano, la España de Sánchez no pinta nada en Europa ni en el mundo. Recordemos que tampoco fue invitado a la cumbre europea convocada por Macron para coordinar la lucha contra el terrorismo yihadista. Porque nadie en Europa y en el mundo se fía de un presidente y de un Gobierno que pacta y tiene como socios parlamentarios a independentistas, a enemigos de la unidad del Estado y del orden constitucional y a los herederos de los terroristas, que carece de política exterior y que tiene sentados en el Consejo de Ministros a populistas y comunistas partidarios del autócrata Putin, que aplauden sus ambiciones imperialistas y que son amigos y colaboradores de las dictaduras bananeras de América Latina con el Tirano Banderas venezolano, Nicolás Maduro, a la cabeza.

Una desconfianza que ha llevado a Estados Unidos a desplazar a España como socio preferente en el Mediterráneo, en beneficio de un Marruecos cada vez más envalentonado y reforzado política y militarmente, con las consecuencias que ello puede tener sobre nuestros intereses económicos, de seguridad, migratorios y territoriales con el reino alauita. No olvidemos que Rabat no ha renunciado a sus ambiciones soberanistas sobre Ceuta y Melilla, ciudades españolas que están fuera del ámbito de intervención de la OTAN. Pues eso, desprestigiados, irrelevantes, amenazados y más pobres. ¿Hay quién dé más?

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
David Kamiläinen
A Favor
En Contra

Qué malos estos Comunistas rojos del diablo. Los que sí eran buenos eran los de los papeles M.Rajoy de ayudas millonarias a las cajas para que luego los compren los grandes bancos a 1€ a base de liquidar el fondo de reservas de las pensiones. Aixx...los de la gaviota de la Gurtel, aeropuertos fantasma y Bárcenas, eso sí que da confianza a un país...lo que hay que leer.

Puntuación -10
#1
Manuel D
A Favor
En Contra

que somos la irrelevancia en política internacional es claro y palmario.

que nuestros intereses estén contra Rusia de Putin no lo veo tan claro. Ceuta, Melilla y Canarias merecen no estar al albur del vecino del sur y su amigo americano.

Puntuación 1
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Que tiempos aquellos en los que Aznar podía poner los pies encima de la mesa del rancho tejano de Bush, y sacarse una foto con él en las Azores. Despues una guerra para no aburrirse, me encanta el olor a armas de destrucción masiva por la mañana, uummm huele a victoria.

España es un país de segunda fila y está muy bien así, que se maten los otros, siendo un país discreto sin grandes pretensiones se vive mejor, si quieres codearte con las superpotencias tienes que rebajarte mucho y portarte como un baboso solo para salir en una foto, al final no te respetan, te tienen por una comparsa y un lameculos.

Hay que hacer rabiar a los yankis, incluso habría que coquetear con Rusia y China, para que se pusieran nerviosos y celosos, es como con las parejas, no hay que abrirse de piernas a las primeras de cambio o te toman por el pito de un sereno.

Así es cuñado, esto que acabo de decir lo podría decir mi cuñado en la barra del bar, tomándose una cerveza, con un pincho de tortilla y un palillo en la boca, pero es el nivel del artículo y no me gusta desentonar.

Puntuación -4
#3
Facior
A Favor
En Contra

Al número #1,

Los ERES de Andalucía no los ves. Las cajas no las eliminó Rajoy. Las cajas eran manejadas por políticos y sindicalistas de todos los signos. Las arruinaron con una corrupción sin límites y para que no perdiéramos los ahorros, la Unión Europea exigió a Rajoy rescatarlas.

La corrupción de la izquierda se oculta. La izquierda tiene paniaguados a cadenas de TV y prensa que se calla los ERES de Andalucía, los negocios de los Pujol, los abusos a niñas tuteladas en Baleares y Valencia, los asesinatos de ETA, y repite hasta la saciedad a Barcenas, que ya está en la cárcel, y Camps que ya ha sido sobreseído, y cualquier aparencia de corrupción de la derecha. La corrupción en este país es estructural y multipartidista. Empezó a agravarse cuando Felipe Gonzalez se cargó la indpendencia de la fiscalía general, con el apoyo de la derecha y con la frase gloriosa de Alfonso Guerra: Montesquieu ha muerto!!!

Sin embargo, la corrupción en la derecha es mucho más difícil, porque es aireada y magnificada por la prensa paniaguada de la izquierda y las cadenas de TV. No porque sea la derecha menos corrupta, sino porque su corrupción tiene muchos más ojos que la vigilan en la parte contraria. De ahi que gobernando la derecha, estamos más protegidos contra la corrupción. Ya se encarga todo el aparato mediático de la izquierda de vigilarla, excepto cuando van a medias, que también se da el caso.

Puntuación 5
#4
yomismo
A Favor
En Contra

Así es cuñado, el Puyol ese era muy corrupto y muy de izquierdas, creo que era de Izquierda Unida o de Podemos.

A los del PP nos parece muy poca la corrupción de ese partido, es más lamentamos que no haya sido tan corrupto con el PSOE, porque resulta intolerable que el partido rival pueda ganarle en algo, pero ya ajustaremos cuentas, las ajustaremos en B, claro

Puntuación -2
#5
Facior
A Favor
En Contra

Leyendo este foro, llego a la conclusión que esta sociedad da asco.

No ho hay más programa político que demostrar que el otro roba más.

No se impulsan ideas ni programas, solo odios y sectarismos.

Que esta sociedad esta gravemente enferma lo podemos ver en hechos, que es la única manera racional de verlo.

HECHOS:

En EE UU el presidente Bush ganó por pelos las primeras elecciones; pero después de sufrir el atentado de las torres gemelas, al parecer, por causa de declarar la guerra de Irak, obtuvo más votos que cualquier otro presidente. El motivo es que la sociedad americana no podía permitir que los terroristas les condicionaran lo que tenían que votar.

Poco después hubo otro atentado de la misma clase en el metro de Londres. Toda la sociedad brtánica se puso como una piña junto al gobierno no permitiendo que las elecciones estuvieran condicionadas por un grupo terrorista.

En nuestro país, los terroristas tuvieron éxito. Ellos sacuden el árbol y fingiendo ser decentes otros recogen las nueces. El PSOE asumió la intención de los terroristas culpando al gobierno y la sociedad española se dejó manipular votando a ZP despues de los atentados de Atocha.

Se trató de justificar diciendo que era por mentir sobre la autoría. Ni el mismo juez Bermudez se atrevió a indicar en la sentencia quien fue el autor ideológico del atentado. Pero si se destruyeron los trenes, que eran la prueba del atentado y se fingieron otras formas de justificarlo.

Las denuncia contra la actual ministra del ejército se ha perdido hace pocos días en la Audiencia Nacional. Algo tan absurdo, en la época de las copias de seguridad obligatorias en cualquier ordenador, no ha causado ninguna dimisión. El único político que en este país demostró ser decente, fue el socialista Antonio Asunción que dimitió cuando se escapó Roldan. Era tan honrado que al equipo de Zapatero le molestaba su presencia.

RESUMIENDO:

Que en este país, ni foreros, ni políticos tengan la menor vergüenza de exhibir como único programa demostrar que el adversario roba más, es para no desear ser español; pero no por separatismo, sino por vergüenza.

Puntuación 5
#6
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Sin consenso, sin respeto y sin lealtad no es posible que sobreviva ningún sistema democrático. Tal y como vamos, en España, estamos perdiendo las tres condiciones. Todo ello nos lleva sin remedio a una dictadura, cilvil o militar, de derechas o de izquierdas no lo sé pero sin duda al regimen totalitario que nos mercemos por no saber cuidar lo que tanto nos costo conseguir.

Puntuación 0
#7